28 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El inhabilitado juez Garzón reaparece para vengarse de Rajoy con una "amenaza"

Baltasar Garzón en La Sexta Noche

Baltasar Garzón en La Sexta Noche

Aunque fue expulsado de la carrera judicial por prevaricar con la Gürtel, el magistrado da lecciones del caso en La Sexta Noche y lanza una advertencia al PP y al expresidente.

Baltasar Garzón fue expulsado de la carrera judicial tras considerársele culpable de prevaricación, tal vez la acusación más grave que pueda sufrir un juez. Pese a ello, pontifica sobre leyes y justicia a menudo, como si asumiera las esencias de un poder, el judicial, objeto de más amenazas políticas que nunca.

Con esa paradoja entre las certezas de su inhabilitación y las loas de quienes le siguen presentando como un oráculo, compareció en La Sexta Noche para vengarse de Mariano Rajoy en la semana en que el Tribunal Supremo ha confirmado las sentencias personales para los cabecillas de la Gürtel pero, a la vez, ha negado que el PP participara o conociera esos delitos.

El recado al expresidente del PP, que el viernes sacó pecho por el fallo judicial con un comunicado denunciando la moción de censura de Pedro Sánchez con manipulaciones, no pudo ser más directo:  Rajoy debería de haber tenido un pelín de prudencia al hacer esta valoración porque no se corresponde con la realidad".

 

En la misma línea, añadió: "Tratar de confundir a la gente es nefasto en una democracia, mejor sería aceptar los hechos, reconocer que eso ocurrió y hacer una profunda reflexión en el PP para que la gente perciba que realmente ha habido un propósito de enmienda, porque lo contrario es negar la evidencia y seguir utilizando a la justicia de forma partidaria", dijo ante Iñaki López.

Recado a Rajoy

Y para no dejar dudas de su inquina, añadió: "No creo que Mariano Rajoy deba estar muy recompensado con esta sentencia, yo casi me metería debajo de la cama", ha señalado, recordando que "no exculpa al PP": "Si se lee como se debe leer la sentencia, lo que confirma es que había un sistema de corrupción claramente evidenciado, una caja B, y lo que dice es algo evidente".

El exjuez, ahora al frente de un controvertido bufete de abogados con polémicos clientes en Latinoamérica, fue apartado de la magistratura por manipular pruebas de algunos de los encausados en la Gürtel.

Y ahora vuelve a estar en el ojo del huracán por su relación afectiva con la Fiscal General del Estado, Dolores Delgado, que a juicio de observadores pone en tela de juicio la independencia de la institución. Algo que ha señalado incluso la Unión Europea.

 

Comenta esta noticia