23 de septiembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La prensa "indepe" insulta a Moreno por abrir una oficina "catalanófoba"

El presidente andaluz considera estratégico desde el primer minuto que Andalucía esté presente en Cataluña, la "novena" provincia por su número de habitantes.

La decisión del presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno de abrir un delegación andaluza en Barcelona que sirva para "dar apoyo a la comunidad andaluza en Cataluña en estos momentos tan difíciles" no ha sentado demasiado bien en los sectores independentistas que han tachado a la oficina de "catalanófoba".

La idea, a pesar de que pretender crear un punto de reunión y de asistencia para la gran cantidad de andaluces que residen en Cataluña, no es nueva, sino que es una entidad que ya existía y que fue cerrada durante la crisis económica en 2012, pero entonces, no recibió ningún tipo de crítica por parte de los sectores independentistas, que la veían con buenos ojos.

 Moreno apuesta porque su comunidad "esté más presente en Cataluña" y pretende captar inversiones para Andalucía ante la "difícil situación creada por el independentismo en esta comunidad" de manera que ha decido abrir "la puerta a los empresarios catalanes que quieran invertir en nuestra comunidad".

Ataques a Moreno

Pero la prensa independentista catalana ha considerado esta iniciativa como una afrenta a los intereses de su región, a pesar de que la apertura de delegaciones catalanas se ha convertido en algo habitual por parte del gobierno de Torra y de Puigdemont.

Juanma Moreno ha tenido claro desde el primer día que Andalucía tenía que estar presente en Cataluña a diario

Sin embargo, que otra comunidad se instale en su territorio supone un acto de "catalanofobia" sin precedentes, una contradicción difícil de explicar. Especialmente cuando en el pasado ya abrió una oficina similar otro presidente andaluz, el socialista Manuel Chaves.

Fuentes del Gobierno autonómico confirman a ESdiario que el proyecto es firme y no tiene nada de improvisado: desde el primer momento, afirman, "el presidente Moreno ha tenido muy claro que la Junta tiene que estar donde estén los andaluces, y en Cataluña lo están".

Las cifras le dan la razón, hasta el punto de que Cataluña es una especie de "novena provincia andaluza", con presencia de hasta un millón de nacidos en Andalucía que, a lo largo del siglo XX, se asentaron en su nueva tierra de acogida.

Comenta esta noticia