02 de junio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Un analista reclama que se confine a enfermos y mayores y se deje salir al resto

Luis Ventoso, analista de ABC

Luis Ventoso, analista de ABC

Las consecuencias económicas derivadas del confinamiento pueden ser mucho mayores que la propia pandemia, por lo que el autor propone relajar las medidas para evitar el colapso.

Las medidas tomadas por el Gobierno consistentes en decretar el estado de alarma y confinar al mayor número de personas posible, cuenta con algunos detractores que consideran que las consecuencias pueden ser aún más graves que la devastación que causa la propia pandemia.

Es el caso de Luis Ventoso, que propone llevar a cabo estrategias diferentes para evitar que tal y como dice su artículo "no pasemos de una plaga a una pesadilla ingobernable".

 Y es que propone que "España, tal vez, debería explorar la vía surcoreana. Confinar a los enfermos crónicos y a los mayores de 60 (en España, de 80 a 89 años se producen el 44% de los fallecimientos; de 70 a79, el 22,9%; y de 60-69, el 8,6%). Y en paralelo, ir reabriendo tiendas, oficinas, fábricas y hostelería; aunque con protección reforzada, grupos reducidos y test que garanticen que quienes traten con público no estén contagiados".

Sin embargo, a pesar de lo que se pueda pensar asegura que no plantea "una disyuntiva 'negocios contra vidas", sino que propone "las vidas, pero de tal manera que no pasemos de una plaga a una pesadilla ingobernable".

Además, cree que no hay que olvidar que "habrá un mañana y no podemos olvidarnos de él", por lo que "liquidar la poca economía que pervive nos llevaría a una espantosa resaca de pobreza".

De hecho, insiste en que "la prioridad son las vidas de las personas, por supuesto, pero sin perder de vista que a más confinamiento y medidas extremas, más años de crisis severísima".

Porque hay datos más que alarmantes, "la trituradora de empleo está en marcha, porque se ha estrangulado la demanda" y a España "un país de servicios y turismo, esta clausura la destroza. Los sindicatos estiman que se han producido ya casi un millón de despidos. El BBVA vaticina que perderemos cuatro puntos de PIB". Un desastre al que sin duda, habrá que poner remedio.

Comenta esta noticia