03 de agosto de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Torra pierde el control de los rebrotes y ordena confinar una comarca entera

Torra, con su comité de crisis

Torra, con su comité de crisis

El alarmante aumento del número de infectados por la Covid 19 obliga a cerrar la zona del Segrià, en Lleida, y se pide a los vecinos que suspendan "los encuentros sociales masivos".

La primera gran crisis tras la finalización del Estado de Alarma ya está aquí y tiene su epicentro en Cataluña. No se trata de un rebrote aislado y localizado, sino de un aumento alarmante en toda una comarca entera, lo que que ha obligado al gobierno de Quim Torra a cerrarla a cal y canto.

Así, el presidente de la Generalitat ha anunciado que desde las 12 horas de este sábado el Govern confina perimetralmente la comarca del Segrià (Lleida), "debido a los datos que confirman un crecimiento demasiado importante del número de casos de contagio del Covid-19", aunque hasta las 16 horas se podrá entrar o salir de la comarca a quienes residan en el Segrià o no residan, respectivamente.

 

"El Govern tiene como prioridad la vida y la salud de las personas, y tomará todas las decisiones y medidas necesarias", ha declarado en una rueda de prensa junto a los consellers Miquel Buch y Alba Vergés desde el Palau de la Generalitat tras presidir una reunión con el comité técnico del Procicat.

Ha dicho que es una decisión difícil que empezará a mediodía restringiendo las entradas y salidas de la comarca, pero ha enviado un mensaje de serenidad y apoyo a los vecinos, así como su compromiso con su tierra y la economía: "Os pedimos que veléis por los más vulnerables".

Torra ha pedido a los vecinos que eviten los lugares más concurridos, las concentraciones y aglomeraciones: "Esperad un tiempo a hacer los encuentros sociales masivos que ahora podéis perfectamente retrasar y que teníais planificados".

Multas para los infractores

"Hemos advertido desde el principio que es necesario tomar todas las precauciones y respetar los consejos y las recomendaciones", y ha añadido que es necesario protegerse a uno mismo para proteger a los otros.

 

También ha reiterado la necesidad de utilizar mascarillas, intensificar la higiene de manos y mantener la distancia física recomendada por los expertos: "No nos podemos relajar ni un segundo".

También ha alertado de que ha dado instrucciones al conseller de Interior, Miquel Buch, para que los Mossos d'Esquadra y los policías locales multen si es necesario a quienes no respeten las normas que "protegen a todos".

 

Comenta esta noticia