Císcar avisa de las intenciones de Sánchez de cerrar el trasvase del Tajo-Segura

José Císcar ha señalado que hoy se ha conocido que esta cuestión se va a analizar esta misma tarde en la reunión de la Comisión de Explotación del Acueducto Tajo-Segura. “De llevarse finalmente a cabo, se rompería un consenso alcanzado en 2013 entre el Gobierno de España y 5 comunidades autónomas para acabar con la época de confrontación hídrica anterior”.

El portavoz popular ha subrayado que la reciente crisis originada por la pandemia del Covid-19 “ha puesto de manifiesto lo importante que es contar con un sector primario potente que garantice el abastecimiento de alimentos. En ese sentido, el comportamiento de la agricultura en los territorios regados por el trasvase ha sido ejemplar. Acabar con el Memorándum supone acabar con esa agricultura y con muchos puestos de trabajo, algo que España no se puede permitir”.

“El Memorándum no fue una imposición de nadie contra nadie: nació del pacto. Sólo un gobierno dispuesto a romper todos los consensos puede ser capaz de traicionar de esa manera a los alicantinos”, ha insistido.

Císcar ha recordado que “desde la época de Zapatero y Narbona la relación del PSOE con el trasvase es un intento continuado de finiquitarlo. Ya dijo García-Page que su derogación le quita el sueño. Y ahora Sánchez, en otra de esas decisiones a las que nos tiene acostumbrados, pretende colarlo en medio de un estado de alarma”.

“Si el hecho se consuma –ha continuado-, sería una muestra más de la debilidad de Ximo Puig frente a Pedro Sánchez y la enésima traición del socialismo a la Comunitat Valenciana. El presidente valenciano siempre ha callado cada vez que el Trasvase Tajo-Segura ha recibido críticas desde el PSOE de Madrid o de Castilla-La Mancha”.

A juicio de Císcar, “es un sinsentido que la Unión Europea esté trabajando para que en Europa se replanten 3.000 millones de árboles para luchar contra el Cambio Climático y el gobierno de Pedro Sánchez tome medidas para eliminar los más de 40.000 árboles frutales que viven gracias al trasvase”.

Cabe destacar que el regadío del trasvase genera más de 110.000 puestos de trabajo directos en el espacio beneficiado por las aguas del trasvase; 80.000 regantes beneficiarios -integrados en 61 Comunidades de Regantes- y sus familias. Con los caudales del trasvase se abastece a 35 municipios de la provincia de Alicante y, entre ellos, los cuatro con mayor población: Alicante, Elche, Torrevieja y Orihuela. Además, la superficie agraria regada con los caudales el 61,65% del regadío de la provincia de alicante.

José Císcar ha puesto de relieve que el trasvase Tajo-Segura “no quita agua a nadie, como pretenden algunos. El agua que se trasvasa es solo la excedentaria de la cuenca de origen, es decir, la que no es necesaria para cubrir las demandas del Tajo, incluidas las medioambientales, que son siempre prioritarias”.

En este sentido, ha resaltado que, a cambio del Memorándum y en beneficio de los municipios ribereños del Tajo, la línea de reserva pasó de 240 a 400 Hm3. “Si se cambian las reglas de explotación, ¿se rebajará a cambio la línea de reserva en beneficio de los territorios que riegan con agua del trasvase?”, se ha preguntado.

“El agua del trasvase no es gratis. Nuestros regantes la pagan religiosamente. De hecho, parte de la tarifa va a Castilla-La Mancha, destinataria de más de 420 millones de euros pagados por nuestros regantes desde la entrada en funcionamiento del trasvase”.

Comenta esta noticia