07 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El taxista que llevó a los asesinos al aeropuerto dio la vuelta a las pesquisas

Los tres sospechosos de la foto de la matanza de Bruselas en Zaventem ya tienen nombres y apellidos. Incluso el desaparecido "hombre del gorro", el hombre más buscado tras los atentados.

Las fuerzas de seguridad belgas han detenido este miércoles en Anderlecht a uno de los sospechosos de los atentados del aeropuerto de Bruselas. Aunque varios medios del país aseguraron inicialmente que se trataba de Najim Laachraoui, el presunto cerebro de los ataques y el tercero de los sospechosos que aparece en la foto difundida por la Policía belga, más tarde se confirmó que no era él

Las autoridades buscan a Laachraoui desde el lunes, ya que según la Fiscalía su ADN fue hallado en viviendas utilizadas por los terroristas de París. Además, habría viajado a Hungría en septiembre de 2015 con uno de los autores de la masacre del 13-N, Salah Abdeslam, detenido la semana pasada en Bruselas. Según medios belgas, Laachraoui es el 'artificiero' de la red, ya que sus huellas se habrían encontrado en los cinturones de París y en el piso franco en el que se hallaron explosivos en Bruselas. 

La noticia de la detención del sospechoso de los atentados de Bruselas se produjo poco después de que trascendiera que los terroristas suicidas que se inmolaron el martes en el aeropuerto Zaventem de Bruselas habían sido identificados como los hermanos Jalid y Brahim el Bakraui. Ambos eran "conocidos" por los servicios de seguridad, si bien no por vínculos con el terrorismo.

El mayor, Ibrahim, de 30 años, participó en un tiroteo contra la Policía en 2010, mientras que al año siguiente Jalid fue condenado por robo, informa el periódico Dernière Heure. Además, Jalid, había alquilado con una identidad falsa una habitación en la calle Dries de Forest, escenario de un tiroteo con la Policía el 15 de marzo. Y según varios medios, son los dos sospechosos que la Policía buscaba desde el asalto a Forest.

La cadena pública RTBF también puso nombre al tercer terrorista del aeropuerto, que sigue desaparecido, el hombre del sombrero que sobrevivió y presunto cerebro de los atentados: Najim Laachraoui, de 24 años. Se trata del hombre para el que la Policía belga pidió ayuda públicamente a la ciudadanía al hacer pública su foto. Precisamente, este martes su nombre ya empezó a circular por las redes como uno de los responsables de la matanza.

Una de las pistas determinantes fue la del taxista que llevó a los sospechosos al aeropuerto, que tras ver las imágenes distribuidas sobre ellas avisó a la policía y condujo a los agentes al lugar donde les había recogido: Schaerbeek. Allí fueron hallados un artefacto explosivo, productos químicos y una bandera de Estado Islámico.

Las sospechas del taxista ya fueron previas porque sus pasajeros no le permitieron ayudarles con las maletas, donde se encontraban los explosivos que dos de ellos posteriormente detonaron. El que sigue libre es el que finalmente no explotó la carga que le correspondía.

Por otra parte, también ha trascendido que al menos tres coches han servido a los presuntos terroristas de Bruselas para cometer el doble atentado en la capital belga: el taxi, un Renault Clio y un Audi S4 negro, informó el diario belga La Libre Belgique.

Inmediatamente después de los atentados, varios testigos destacaron la presencia de un vehículo marca Audi de color oscuro sin matrícula con tres o cuatro individuos en su interior. Según el diario, la pista conduce a una persona de Limburgo, en la provincia de Lieja, que solo tiene 22 años y que ya estuvo bajo observación de los servicios de inteligencia el año pasado.

El propietario del Audi S4 visto en Zaventem pertenece a la comunidad turca y es conocido por los servicios belgas por haberse ido el año pasado a Arabia Saudí, de acuerdo con La Libre. Identificado solo con la sigla A, viajó allí junto con tres otras personas de Limburgo, de 22, 25 y 26 años, y de un hombre de Amberes de 33 años, de origen marroquí.

Los datos del Audi fueron trasladados rápidamente, al igual que los de un Renault Clio, a las autoridades en las fronteras francesa y luxemburguesa, así como alemana y holandesa, indica el diario. Las personas que estaban dentro del Audi no se bajaron en el aeropuerto, donde hubo dos explosiones, sino que se volvieron a Bruselas, según la misma fuente.

El diario se pregunta si se trata del segundo equipo de kamikazes, el que fue trasladado a Woluwe-Saint-Lambert, uno de los municipios de la Región Bruselas-Capital, dedicado a acometer el segundo atentado en el metro de Maalbeek.

 

Comenta esta noticia
Update CMP