20 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Australia roza la gesta pero vence Ucrania y España hace lo de siempre

Ucrania quería liarla en Eurovisión. Reto superado.

Ucrania quería liarla en Eurovisión. Reto superado.

Jamala que representa a Ucrania en la 61 edición del festival Eurovisión ha sido la ganadora con 534 puntos. La española Barei ha quedado en la 22 posición con tan sólo 77 puntos.

Australia era la vencedora virtual, antes del nuevo sistema de votaciones, una situación histórica porque el país de los koalas o kanguros nada tiene de europeo y ha rozado las mieles del triunfo. Estrenando sistema de votación y con mucha tensión, la ganadora de este año de Eurovisión 2016 se ha sabido hasta el último minuto. Como lo oyes, la atención se ha mantenido hasta el final pero solo una canción ha sido la mejor por encima de todas.  Hemos tenido de todo, aunque sobre todo solistas masculinos siguiendo la tónica que Mans Zermelow y su Heroes del año pasado en Eurovisión. Actuaciones que se han inspirado en la suya como le ha ocurrido a Rusia, donde Sergey Lazarev nos proponía un juego con una gran pantalla, o las representantes de Armenia y Australia, jugando con hologramas.

Pero no eran las únicas, el suelo del escenario del Globen Arena ha sido también un componente más de la actuación de varios países, como por ejemplo Letonia o el representante de Holanda. Pero al final ha primado la actuación con sentimiento y con la cruda historia que tenía detrás. 1944 de Jamala representando a Ucrania se ha alzado con una final de infarto debido a los puntos pues hasta el final no hemos sabido si hasta Australia ganaba o no el certamen o si el que se pensaba que era el favorito en las casas de apuestas, Rusia, podría hacerle frente a Ucrania.

España únicamente ha recibido 12 puntos de Italia, una decepción que no borra la sonrisa y energía de nuestra representante... pero al final, lo de siempre

Pero no, el sentimiento de esta canción que, cantada en tártaro crimeano, reprocha las deportaciones llevadas a cabo de tártaros de Crimea llevadas a cabo por Stalin durante la URSS. Como decimos, el sentimiento en esta ocasión ha primado por encima del show de otros países y como decimos, hasta el momento final de este Eurovisión 2016, nuestra mirada estaba puesto en el país de las antípodas por saber si se llevaban el premio del certamen este año.

Y lo de Barei

Por su parte, la española Barei ha logrado hacer lo que muy pocos representantes ha conseguido, que el público en directo se haya venido arriba. Como lo oyes, el Globen Arena de Estocolmo ha entrado en ebullición con el Say Yay! de la madrileña. Si algo no se le puede reprochar a la cantante es que haya hecho una actuación simple pero efectista y conectando con el público. Dándolo todo, con un vestido pero con sus características zapatillas para hacer su movimiento de pies reconocible, de esta guisa la joven no ha dudado en dejarse la piel. Pero ahí ha estado Barei defendiendo con uñas y dientes siempre su puesta en escena a pesar de las críticas, pero siguiendo los consejos de otras representantes, solo ha sido ella misma.

Una actuación impecable que no le ha valido para hacerse con el título de Eurovisión 2016 ni para entrar a formar parte del top ten.  España únicamente ha recibido 12 puntos de Italia, una decepción que no borra la sonrisa y energía de nuestra representante. 

 

Comenta esta noticia
Update CMP