Pedro Sánchez ningunea a Puig y hace oídos sordos a su principal reivindicación

El presidente del Gobierno ya no se compromete en cambiar el modelo de financiación autonómica. Ximo Puig se lo pidió hoy en Valencia por dos ocasiones y Pedro Sánchez ni se inmutó.

La proclamación de Sandra Gómez como candidata del PSPV a la alcaldía de Valencia, en un abarrotado pabellón deportivo, se antojaba el escenario perfecto para que Pedro Sánchez reafirmara en público su compromiso para modificar el modelo de financiación autonómica. Así lo entendió Ximo Puig que en dos ocasiones emplazó a su jefe de filas a atender la histórica reclamación. 

Sin embargo, el presidente del Gobierno optó por el silencio a la reivindicación unánime de los partidos y agentes sociales valencianos. Ni un mínimo comentario. Como testigos en el acto se encontraban el presidente de los empresarios en la Comunitat, Salvador Navarro, y el de la Cámara de Comercio, José Vicente Morata. Tanto la CEV como la Cámara han sido aliados comprometidos con Puig en la campaña #NiMésNIMenys per un #FinançamentJust que sacó a miles de valencianos a la calle en una manifestación en noviembre de 2017.

Puig debía temer un posible desaire. Tras reclamar a Sánchez un sistema  de reparto económico "justo" para las autonomía, acto seguido se puso la venda en la herida al mostrarse convencido de que llegará "más pronto que tarde". Con Rajoy en la Moncloa, Puig mantenía que el nuevo sistema no podía esperar ni un minuto. Ahora tendrá que recurrir a la paciencia.

El presidente Sánchez sostiene que ha cumplido su palabra con la Comunitat al incluir en los Presupuestos del Estado de 2019, pendientes de aprobación, una inversión del 10% para la autonomía valenciana. Un aumento de la inversiones respecto a ejercicios pasados que  supone, dijo Sánchez, "cumplir con el Estatut". Y como la vida está llena de paradojas, esa modificación del Estatuto fue promovida y aprobada en la etapa del popular Francisco Camps.

Para que no quedara ninguna duda, Sánchez aprovechó para felicitar a su mano derecha en el partido, el valenciano José Luis Ábalos, como artífice de los 1.190 millones previstos en infraestructuras en la Comunitat.  "Hemos cumplido el compromiso firme con las cercanías y por el progreso de esta comunidad apostando por Corredor Mediterráneo", remarcó en su dedicatoria al Ministro de Fomento, presente en la primera fila.

En un jardín se metió Puig en su referencia a Santo Tomás del que salió tras resaltar que Sánchez es "un hombre de palabra". "Los gestos en política son muy importantes, pero es que cuando ha llegado el momento de las cifras, aquello que muchos dudaban ha sido verdad y una realidad", en referencia a los presupuestos que no a la reforma de la financiación que, por lo visto y oído en la proclamación de la alcaldable, ha quedado en el olvido.

 

Comenta esta noticia
Update CMP