El nuevo comité ejecutivo de Ciudadanos consumará su viraje hacia el centro

La labor de Vicente Ten en el Congreso y en su partido le convierte en favorito para ocupar la secretaria de organización de Ciudadanos en la Comunidad Valenciana

La labor de Vicente Ten en el Congreso y en su partido le convierte en favorito para ocupar la secretaria de organización de Ciudadanos en la Comunidad Valenciana

La reestructuración del partido está a punto de anunciarse con una nueva distribución de cargos. Entre sus principales tareas destacan guiar el acercamiento al PSPV y motivar a concejales

Como si supiera que el líder in pectore de Ciudadanos verá reafirmada su posición con su nombramiento inminente como portavoz, la vicepresidenta Mónica Oltra ha arreciado en los últimos días sus críticas contra el síndic de Ciudadanos, Toni Cantó.

De afearle que no estuviera en la comisión en la que compareció la consellera de Sanitat, Ana Barceló, hace dos viernes ironizando con que "estará salvando personas", en referencia al hecho, tan divulgado por el entorno de Cantó, de que el portavoz de Ciudadanos participó en un rescate en la playa de la Oropesa, ha pasado a darle "la bienvenida a la realidad" cuando el también actor ha acercado posiciones con el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, para pactar el presupuesto de 2021.

Ese cambio de rumbo de Ciudadanos sigue la línea adoptada a nivel nacional de viraje desde la derecha a la que lo llevó su ex presidente, Albert Rivera, a asentamiento en el centro puro, a donde lo timonea Inés Arrimadas.

En Les Corts podría suponer que Ximo Puig conseguiría el voto de 18 diputados que no apoyaron sus cuentas en el pasado. Uno más de los 17 con los que cuenta Compromís, hasta ahora socio preferente del PSPV. Insuficientes por si solos esos 18, pero sí una cifra que deja en elocuente minoría la suma de los 19 del PP y los 10 de Vox, a los que quedaría encajada la oposición.

Y en esta coyuntura de proximidad entre socialistas y ciudadanos, con Compromís y Unides Podemos viendo esa jugada con desconfianza y críticas públicas, se aproxima la esperada reestructuración de la formación de Inés Arrimadas en la Comunidad Valenciana.

Se trata de un proceso esperado desde la asamblea general que se celebró entre el 30 de abril y el 30 de mayo, que se ha ido dilatando y que esta misma semana podría ejecutarse con la divulgación, por parte de la dirección nacional, del nombre de las personas que conformarán el comité ejecutivo autonómico. 

Desde las bases, sobre todo entre concejales y coordinadores, existe desde hace tiempo impaciencia por disponer de interlocutores autonómicos y provinciales a los que preguntar por el rumbo del partido. Esta situación de interinidad se ha ido sobrellevando con las instrucciones para ejercer la actividad en los consistorios emitidas desde la Secretaría de Acción Institucional que dirige Jesús Gimeno.

El nombre del concejal de Moncada y diputado provincial se da por seguro en el nuevo comité ocupando ese mismo cargo, la Secretaría de Acción Institucional, una de las tres patas fundamentales en la estructura autonómica de Ciudadanos. Al igual que el del síndic, Toni Cantó, como portavoz.

Falta oficializarse y desvelar el nombre de quién asentará la tercera pata, la de organización, para la que el favorito, como ha venido publicando EsdiarioCV, es el ex diputado nacional Vicente Ten, buen conocedor del partido y persona de consenso entre las diferentes familias. Sustituiría a Emilio Argüeso, enfrascado ahora en su actividad como senador, con propuestas en la también calificada como Cámara Alta de defensa de cuestiones de la Comunidad Valenciana.

 

Ten estará seguro -a falta de confirmar su puesto- en ese comité, al igual que el todavía portavoz del partido, Fernando Giner, que ocupará, en su calidad de candidato a la alcaldía de Valencia, una de las cinco plazas de ese comité que corresponderán a cargos institucionales. En total, el órgano que dirigirá al partido en la Comunidad Valenciana estará compuesto por 14 personas.

Entre el resto de la representación institucional podrían estar las dos diputadas nacionales, la alicantina Marta Martín y la valenciana María Muñoz. También la vicealcaldesa de Alicante, Mari-Carmen Sánchez; o el portavoz en Castellón, Alejandro Marín-Buck, sin descartar a la diputada provincial de Castellón Cristina Fernández, a la vicepresidenta de la Diputación de Alicante, Julia Parra; al activo diputado autonómico y ex presidente de Jóvenes, Jesús Salmerón; o a la mano derecha de Toni Cantó en Les Corts, Rut Merino. Tampoco a la diputada provincial por Valencia y concejal en la capital, Rocío Gil. 

El resto del comité lo conformarán cinco vocales, de los cuales tres serán algunos de los secretarios de área, coordinadores provinciales o representantes institucionales, y en los otros dos casos se tratará de personas diferentes. El puesto que queda hasta sumar 14 corresponderá a la persona que ostentará una tercera secretaría de nueva creación, y que compartirá espacio con las de Acción Institucional y Organización.

En cualquier caso, parece que esta próxima semana, diez meses después de las elecciones de noviembre de 2019 en la que el mal resultado resquebrajó la estructura de Ciudadanos e inició los cambios, y cuatro meses y medio pasados desde la asamblea general, el partido de Inés Arrimadas va a tener sus responsables en la Comunidad Valenciana.

Entre sus principales misiones destaca acabar de consumar el viraje al centro y ahondar en la relación con el PSPV. La aprobación o, más factible de momento, abstención en los próximos presupuestos se sumará a otras aproximaciones recientes, como la entrada en el gobierno de Torrent o el respaldo a las cuentas municipales de Moncada, en ambos casos con alcaldías socialistas.

Del mismo modo, tendrán que impulsar la cercanía con la militancia, ávida de respuestas a sus muchas preguntas y, en algunos casos, con dudas sobre su futuro y el del mismo partido.

Comenta esta noticia