06 de junio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El Rey Juan Carlos no estará solo en la "cacería" desatada por Podemos

El Rey Juan Carlos

El Rey Juan Carlos

Podemos intenta compensar su "sintonía" forzada con Felipe VI dirigiendo sus dardos al Rey Emérito. Pero don Juan Carlos no se quedará abandonado: tendrá defensa.

El Rey Juan Carlos es el objetivo ahora de Podemos. Se trata de compaginar su compromiso con Pedro Sánchez de "no enredar" con la República, respetando a Felipe VI, con calmar a las bases más furibundas, ésas que querían abolir la Monarquía y pensaban que esto estaba más al alcance con la llegada de Pablo Iglesias y los suyos al Gobierno.

Una supuesta donación de millones de euros del Rey Emérito a Corinna, procedentes presuntamente de una comisión de los jeques por las gestiones que llevaron el AVE español a La Meca, ha sido la excusa oficial para recrudecer la cacería: su nombre no aparece en ninguna cuenta en Suiza, pero ha bastado relacionar al titular bancario con él, en calidad de supuesto testaferro, para desatar la tormenta.

Lo curioso es que Podemos se basa, sobre todo, en las informaciones del periódico de Eduardo Inda, Okdiario, y probablemente en la documentación del comisario Villarejo, a quien a la vez acusan de formar parte de la "cloaca" del periodismo y la política españolas. Y lo hacen sin ningún pudor.

Pablo Echenique abrió el fuego, sin permiso ni conocimiento del Gobierno, e Irene Montero lo ha rematado esta mañana en RNE: "Es salud democrática", ha asegurado la ministra de Igualdad en referencia a la moción de buena parte de los partidos independentistas de investigar al Rey en el Congreso.

La petición lleva la firma de  Esquerra Republicana (ERC) y el Grupo Plural, integrado por Junts, Compromís, Más País y el Bloque Nacionalista Galego (BNG). Y pone en un aprieto al PSOE, que tendrá que sustentar la iniciativa para que sea viable, rompiendo su tradicional apoyo a la Corona, o rechazarla y enfrentarse a la práctica totalidad de sus socios.

 

Aunque la Casa Real guarda silencio y siempre recuerda que la Familia Real oficial ya son solo los actuales Reyes y sus hijas, la moción no ha gustado. Guardarán silencio, sí, pero la procesión y el hartazgo van por dentro.

No se quedará solo

¿Puede quedarse solo don Juan Carlos, a quienes los mismos que ahora le quieren investigar ya le hicieron abdicar en su día? La respuesta es no. Al menos una parte de la oposición plantará cara a la cacería. Fuentes del PP confirman a ESdiario que no solo no se sumarán al intento de linchamiento, sino que se opondrán frontalmente a la creación de una Comisión.

Fuentes del Congreso confirman a este periódico la dudosa viabilidad de la investigación, que seguramente sería frenada por la Mesa de la Cámara o sus servicios jurídicos al carecerse de pruebas, de ningún tipo, sobre la participación del Monarca en eso hechos y al pesar su inviolabilidad hasta que dejó el Trono. Pero el fin es otro, más político. Y ése ya lo han logrado.

Comenta esta noticia