Nuevo éxito del Valencia Basket más laborioso

Mike Tobey machaca de forma contundente el aro estudiantil

Mike Tobey machaca de forma contundente el aro estudiantil

Estudiantes 79 - Valencia Basket 83. El aplomo de Guillem Vives y Sam Van Rossom en los minutos finales y la buena dirección de Jaume Ponsarnau, claves de un trabajadísimo triunfo.

Valencia Basket sobrevivió a la tremenda exrio a la hora de acu

hibición del escolta estudiantil Darío Brizuela (31 puntos) para alcanzar su cuarto triunfo liguero consecutivo, poniendo de esa manera un pie en la próxima edición de la Copa del Rey que, precisamente, tendrá el mismo escenario del choque de hoy como testigo.

El espectacular triple inicial de Rafa Martínez, sin embargo, no evitó que los taronja incidieran en una de sus más perniciosas costumbres actualmente: la de comenzar el encuentro sumidos en un profundo letargo. Malas decisiones ofensivas y excesiva querencia a resolver los ataques desde más allá del 6.75 propiciaban que los madrileños, en los que ya empezaba a destacar Brizuela recién salido desde el banquillo, dominaran un primer cuarto de escasa anotación por parte de los de Ponsarnau (19-13 min. 10).

Como ya viene siendo tónica general, la situación variaría drásticamente en el marco del segundo acto. La segunda unidad taronja marcaba diferencias frente a unos recambios del necesitado cuadro local - aún dirigido por Josep María Berrocal - que demostraban la medida en que la falta de profundidad de una plantilla puede afectar a su situación clasificatoria.

La inteligencia de Fernando San Emeterio a la hora de acudir a la franja de tiros libres se combinaba con el acierto de Matt Thomas - pudo gozar de pocos minutos debido a un percance físico- para colocar a los de Ponsarnau por delante en el electrónico. Pero si un hombre destacó durante esta fase del partido, éste no sería otro que un Mike Tobey que disputó sus mejores minutos desde su vuelta al cuadro taronja anotando desde varias posiciones. Únicamente la raza y capacidad reboteadora del ex taronja Nik Caner- Medley permitiría a Estudiantes no perderle la cara a la confrontación una vez llegado el tiempo para el receso (34-38 min. 20).

Una espectacular racha en el tiro del capitán Rafa Martínez parecía ayudar a consolidar la ruptura del choque con la que Valencia Basket amenazaba en los primeros compases del tercer periodo (39-51 min. 24). Labeyrie y Will Thomas comenzaban a dominar los tableros y todo se encaminaba hacía un cómodo triunfo forastero... o casi todo. Ahí, precisamente, comparecería un desatado Darío Brizuela; quien, mediante una gama inagotable de recursos ofensivos, no paraba de castigar la defensa de Rafa Martínez primero, y de Joan Sastre después para colocar a los suyos con un ilusionante 63-59 para sus intereses a falta de poco más de siete minutos para la conclusión.

Pero un gran técnico como Jaume Ponsarnau siempre es capaz de hallar soluciones, incluso por muy inesperadas que resulten. Por primera vez en la campaña, el de Tárrega optaba por un backcourt conformado por Sam Van Rossom y Guillem Vives, en el cual el catalán frenaba en seco la producción anotadora de Brizuela a través de sus siempre destacadas prestaciones defensivas, y el belga aprovechaba su condición de escolta en ataque para matar el duelo con dos providenciales triples. Así fue, con movimiento ajedrecístico incluido, como los valencianos fueron consolidando una diferencia que, a expensas de acertar desde la línea del tiro libre como hicieron, les iba a permitir saldar de forma exitoso un, pese a los problemas del rival, nada sencillo compromiso.

79 - Movistar Estudiantes (19+15+24+21): Clavell (12), Gentile (2), Cook (6), Caner-Medley (10) y Jankovic (9) -equipo inicial-, Brizuela (31), Hakanson, Vicedo, Suton (9) y Arteaga.

83 - Valencia Basket (13+25+19+26): Abalde (6), Van Rossom (10), Will Thomas (10), Doornekamp (2) y Martínez (11) -equipo inicial-, Labeyrie (6), Tobey (8), Vives (10), San Emeterio (10), Matt Thomas (10) y Sastre.

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP