La CEV considera ahora más urgente una suspensión en el pago de tributos

Salvador Navarro

Salvador Navarro

La patronal de la Comunitat urge ampliar la línea de avales aprobada por el Gobierno y agilizar su puesta en marcha.

La Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV) espera que la prórroga de dos
semanas de confinamiento y parón de la actividad industrial, hasta el próximo 26 de abril, sirva para acelerar la salida de la crisis sanitaria, pero reitera la necesidad de acompañar esta medida con otras de carácter fiscal y económico que ayuden a resolver la crisis económica derivada del Covid-19.

Para las empresas y autónomos, muy castigados por el parón de actividad, cada vez es más
urgente que se apruebe un aplazamiento o suspensión en el pago de tributos como el IVA,
IRPF o cuotas a la Seguridad Social. Al mismo tiempo, urge ampliar la línea de avales aprobada
por el Gobierno y agilizar su puesta en marcha.

El alcance de la crisis exige que el Ejecutivo y la Unión Europea pongan al alcance de las
empresas todas las medidas excepcionales necesarias para evitar una fuerte destrucción del
tejido productivo y para facilitar que se puede recuperar, lo más pronto posible, el nivel de
actividad y los puestos de trabajos previos a la pandemia. Ante un escenario incierto, que
puede prolongarse en el tiempo, está claro que las economías —y las empresas—van a
necesitar un importante apoyo público para remontar su actividad.

Además la Confederación confía en que el Gobierno no sólo recurra al diálogo social para
comunicar sus decisiones, sino que consulte y negocie cuáles son las mejores medidas para
empresas y trabajadores antes de volver a la actividad el 9 de abril. En un comunicado, la  CEV agradece de nuevo el trabajo desempeñado por todos los profesionales que luchan
contra el COVID19 y exige de forma contundente que se aseguren las medidas de protección
para todos los trabajadores en activo.

Comenta esta noticia