La primera decisión del alcalde Ribó: Subirse el sueldo y más asesores

Joan Ribó.

Joan Ribó.

La etapa de la contención del gasto ya es pasado. El alcalde de Valencia estrena mandato con aumento de sueldo, más aserores y, en cambio, recortes para la oposición.

Joan Ribó, cumplió con su promesa electoral de rebajarse el salario que cobraba su antecesora Rita Barberá. Cuatro años después todo ha cambiado. La primera decisión del  gobierno municipal ha sido subir el sueldo de los concejales, aunque no de todos. El alcalde de Valencia se ha fijado 84.667 euros al año. 

El dirigente de Compromís sigue a la cabeza de los sueldos de los políticos valencianos. Supera por poco al del presidente de la Generalitat, Ximo Puig, quien también tendrá aumento en la nueva etapa.

Valencia contará en esta legislatura con dos vicealcaldes: la socialista Sandra Gómez y Sergi Campillo de Compromís. La retribución de cada uno de ellos asciende a 81.280, prácticamente lo que estaba cobrando Ribó el pasado mandato.

Las alegrías económicas no llegará a todos. El alcalde acordó el viernes quitar la dedicación exclusiva a la mitad de los concejales de oposición. "Una cacicada" en palabras de la jefa de la oposición María José Catalá (PP).

Como en el Ayuntamiento de Alicante, Ribó justifica la decisión en la ley Montoro que limitaba a 25 las dedicaciones exclusivas. La ley del polémico ex ministro no exigía que los "castigados" fueran  todos de la oposición. Los populares deberán conformarse con cuatro liberados de los 8 concejales obtenidos, uno menos en el caso de Ciudadanos que consiguió seis ediles. Vox tendrá un representante al cien por cien de los dos que consiguió en las urnas.

El sueldo del concejal liberado es de 63.500 euros, una cantidad muy similar a la que percibe de un asesor municipal. Los portavoces de los grupos cobrarán 71.120, cinco mil euros menos que los tenientes de alcalde.

Catalá mantiene que Ribó "ha consumado su cacicada de recortar al máximo los recursos de los grupos de la oposición para fiscalizar la acción del gobierno. En el pleno extraordinario de mañana jueves está previsto que se apruebe también "una limitación" de los medios y recursos de la oposición "sin precedentes" en el Ayuntamiento de Valencia,  en palabras de Catalá.

Recortes también en la palabra

"Mientras Ribó recorta medios a la oposición, él y sus dos vicealcaldes se han subido su sueldo, han incrementado el número de asesores que tienen a su disposición, han limitado el número de mociones al pleno y pretende tapar su gestión reduciendo el número de preguntas que puede hacer la oposición". Ese es el resumen que hace la popular de las primeras decisiones del nuevo mandato del alcalde que llegó al poder con la vitola de cambio.

La jefe de la oposición concluye que la limitación a los concejales electos del PP y del resto de partidos "es un decisión muy poco democrática, con cierto cariz totalitario", y añade que la "alcaldada" puede suponer un atropello a los derechos fundamentales de cargos electos.

 

 

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP