27 de mayo de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El suicidio de Europa

Ciudades de Francia o UK no son diferentes a Mosul o el Líbano... para el 46% de los musulmanes nacidos fuera de Francia su ley ya es la sharia.

 

 

Recientemente "Le Monde" calificaba ni más ni menos de delincuente y  pirómano al filósofo judío oriundo de Argelia  Éric Zemmour por realizar un discurso en una cadena de TV privada solicitando la fiscalía además un año de prisión por el delito de opinión.

¿Qué convierte en "inaceptable" el discurso de Zemmour? su denuncia de la ideologia progre: las "nuevas" revoluciones (inmigracionismo, feminismo y la terciarización de la economía) han acabado con los derechos sociales, la conciencia de clase y el sentimiento de identidad nacional lo que permite el neoliberalismo y su capitalismo sin fronteras.

El primer ataque según Zemmour  fue contra la familia donde sociólogos y psicólogos señalan al padre como una creación cultural, artificial, un tirano causa de todos los males  y la madre que no trabaja una "distorsión burguesa".

La publicidad crea una sociedad de consumo incapaz de ahorrar cuyo target son los Doble Ingreso Sin Niños (DINKS).El aborto que las feministas prometen que será una solución provisional reemplazado en breve por anticoncepción se convierte de facto en un derecho permanente a la vida y la muerte de los niños.

El siguiente paso, la economía: Hasta la crisis de 1973 la liquidez de los mercados, estaban controlados por el valor oro y su fijación con el dólar como referencia real: cuando el dólar deja de ser ese sostén se abre la posibilidad de crear dinero sin base real a través del crédito y el interés comienza así  la deslocalización del empleo y la inversión de un país a otro buscando mano de obra barata ;los empleados se convierten en un costo para erradicar y no un futuro consumidor que cuidar. 

España se parece a Francia: la aparición del Estado de las Autonomías para liquidar la soberanía nacional, la desindustrialización y privatizaciones, la desaparición de la familia, la gestión de la inmigración...

Los políticos gastan a manos llenas y esos incrementos de deudas se ponen en manos de Bancos y mercados internacionales antes que recurrir al al ahorro nacional perdiendo así la soberanía en las decisiones económicas. Por fin con las privatizaciones las grandes empresas nacionales  erigidas con los esfuerzos de toda la nación (fiscal, legal,económico) pasan a inversores extranjeros.

Las grandes superficies  y supermercados liquidan a los pequeños comerciantes y esclavizan a los campesinos urbanizando tierras de cultivo: la religión de los precios bajos (margen del pequeño comerciante) alimenta el desempleo masivo.

El último paso es la inmigración de sustitución: Las ideas neoliberales de Hayek y Milton Friedman, que solo miden el mercado o el  dinero como único criterio de éxito y utilidad abren las puertas a la inmigración masiva para abaratar los salarios , esta inmigración del norte de África con las reagrupaciones familiares se vuelve mayoritaria en muchas zonas.

La inseguridad y los disturbios expulsarán de esas zonas a los franceses originarios. por fin como último paso viene la islamización cultural : Imposición del hiyab a las mujeres y segregación por sexos, se imponen nombres,vestuarios, se sustituye la carne de cerdo por carne halall,  etc...

Ciudades de Francia o UK no son diferentes a Mosul o el Líbano... para el 46% de los musulmanes nacidos fuera de Francia su ley es la sharia, no la ley del país donde residen.

 

Para formar esa Europa federal, enano político pero gran mercado cuyo único fin es la libre circulación de personas, bienes, servicios y capital; era necesario destruir la soberanía nacional, incluso si eso significaba destruir la democracia y sustituir al propio pueblo.

Los progresistas en la cultura y los liberales en la economía se complementan sirviendo al poder del dinero y la alta finanza: la abolición de las fronteras, el desarrollo de libre comercio, inmigración masiva y la destrucción del estado de bienestar.

Estos son a grandes rasgos las ideas de Eric Zemmour en su libro "El suicidio francés" un éxito literario sin precedentes en el país vecino y no me ha dejado de sorprender la sincronía que se ha dado en España con casi todos los problemas que plantea: la aparición del Estado de las Autonomías para liquidar la soberanía nacional, la escandalosa desindustrialización y privatizaciones que han puesto en manos de inversores extranjeros la riqueza nacional, la desaparición de la familia, la gestión de la inmigración,etc.

Zemmour no es el primer escritor en Francia perseguido por tratar de debatir una realidad controvertida ya antes lo fueron Georges Bensoussan historiador francés de origen marroquí o el politólogo Renaud Camus. ¿Hasta cuándo?

Comenta esta noticia