30 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Pedro Sánchez cerró Madrid pese a que están peor todas las regiones socialistas

Los datos globales de España y de la Comunidad de Madrid

Los datos globales de España y de la Comunidad de Madrid

Moncloa impone el Estado de Alarma en Madrid, con despliegue policial, pese a que todas las Autonomías gobernadas por el PSOE están en una situación sanitaria más delicada.

Pedro Sánchez lleva una semana empeñado en intervenir la Comunidad de Madrid a toda costa, y lo ha logrado imponiendo un Estado de Alarma unilateral, con los Cuerpos de Seguridad desplegados para garantizar el confinamiento total de la región, tras el revés judicial que anuló el confinamiento impuesto el pasado viernes.

Desde entonces, la operación política se ha envuelto en supuestos argumentos y cifras sanitarias que, según los datos oficiales que maneja el propio Ministerio de Sanidad, no se mantienen en pie. Según la documentación revisada por ESdiario procedente del propio departamento dirigido por Salvador Illa, la presión hacia Madrid no se sostiene con argumentos médicos.

La variable más determinante para calibrar el estado real de una Comunidad Autónoma es el llamado "número de reproducción básico instantáneo (Rt)", que refleja el promedio de casos secundarios que cada sujeto infectado puede llegar a infectar. Es decir, la posibilidad objetiva de ue haya transmisión comunitaria, la gran amenaza de la pandemia.

 

Pues bien, el baremo adjudicado por Sanidad a la Comunidad de Madrid estaba por debajo de la media española cuando Moncloa decidió intervenir: si en toda España se consignaba un 0.88; Madrid se quedaba por debajo con un 0.82.

Y desde entonces, el Ministerio no ha publicado nuevos datos que permitan alegar un cambio de tendencia que justifique una entrada sin miramientos en Madrid: al contrario, la curva epidémica general no ha dejado de descender desde mediados de septiembre, tras un crecimiento general en toda España desde las mismas fechas en que, paradójicamente, Pedro Sánchez daba por ganada "la batalla" y después se marchaba de vacaciones por un periodo más prolongado que el verano pasado.

 

La curva de contagios de toda España se desató mientras Sánchez daba por ganada la batalla y se iba de veraneo

 

Pero aún hay más datos que parecen confirmar el móvil político del Gobierno en sus decisiones aparentemente sanitarias en Madrid. Y es bien llamativo: el número de contagios que cada infectado puede provocar no sólo es inferior en la región madrileña frente a la media española; sino también en la comparación con las principales Comunidades gobernadas por el PSOE o por sus socios.

 

El número reproductivo navarro, muy superior al de Madrid, situado en 0.73

 

En Castilla-La Mancha, Asturias, Valencia, Aragón, La Rioja, Canarias, Navarra, Baleares y Extremadura, las nueve gobernadas los socialistas; esa cifra es muy superior a la de Madrid. Y también está más disparada en el País Vasco y en Cataluña, donde están al frente sus socios o aliados como el PNV y ERC. En ninguna de ellas, sin embargo, Moncloa ha intervenido ni mucho menos decretado un Estado de Alarma pese a la evidente mejoría madrileña.

 

La tasa del País Vasco también supera muy de largo a la madrileña

 

El resumen es elocuente: Madrid ha sido intervenida con la tendencia de contagios a la baja y con un número reproductivo muy por debajo de las autonomías socialistas y nacionalistas, especialmente llamativo en el contraste con el País Vasco, Navarra y Cataluña.

 

En Cataluña, el número reproductivo es 35 puntos superior a Madrid

 

La OMS también "defiende" a Madrid

Y aún hay más: los datos oficiales de la OMS también recogen un descenso muy agudo de los contagios en la Comunidad de Madrid, de un 26% en los últimos días. Un baremo acompañado de una rebaja cercana al 20% en la presión hospitalaria que permiten llegar a conclusión.

Aunque el panorama sigue siendo muy preocupante y necesita de restricciones que el Gobierno de Ayuso siempre ha defendido; la injerencia de Moncloa llega pese al notable progreso y mientras Sánchez mira hacia otro lado en regiones con un paisaje de mayores riesgos.

Tampoco se sostiene señalar a Madrid comparando la evolución de los contagios, lo que representan éstos en comparación de cada Comunidad o incluso los fallecidos. En todos los casos, utilizar números absolutos sin tener el cuenta el número de habitantes de cada región es un error desafortunado o una decisión intencionada que, en todo caso, desenfoca la realidad.

Al igual que los países con más población pueden tener unas cifras totales mayores y, sin embargo, un impacto relativo del coronavirus muy inferior, lo mismo ocurre con las regiones. Ése es de hecho el "truco" utilizado sistemáticamente por el Gobierno para difuminar que España es uno de los países con mayor mortalidad del mundo con las cifras de fallecidos oficiales y el que más con las reales.

 

 

Estados Unidos, por ejemplo, tiene más muertos globales que España, pero proporcionalmente la mortalidad es inferior al tener ocho veces más población. Sin esa "trampa" dialéctica del Gobierno, la realidad española es de 700 muertos por cada millón de habitantes que serían más de mil de contabilizarse a todos los fallecidos.

El Gobierno moldea las cifras a su antojo para simular que Madrid está peor. Pero los números reales señalan a otras regiones antes

Con Madrid, Sanidad vuelve a servirse de la misma trampa para alegar cifras totales sin la corrección poblacional, esparciendo la idea de que la región madrileña está peor por tener más casos, sin relacionarlos con el número de habitantes, que es la manera correcta de medir de verdad el impacto de la COVID en cada territorio.

 

 

Y escondiendo con ello la evidencia de que, en términos de contagios, la tasa por cada 100.000 habitantes de Navarra, por ejemplo, es de 343 mientras que la de Madrid es de 229 en los últimos siete días. O que Aragón tiene mucha mayor mortalidad al contabilizar 45 fallecidos en los últimos siete días frente a los 134 de Madrid, con seis veces más población pero solo tres veces más muertos.

 

 

Todos los datos y gráficos de esta información proceden de fuentes oficiales y, en concreto, del propio Ministerio de Sanidad, a excepción del que recoge la mortalidad europea, extraído de los informes elaborados por el departamento de Economía de Oxford, unánimemente contemplado en todo el mundo como uno de los recursos más fiables para analizar las cifras globales de la pandemia.

Los dos últimos, con datos cerrados a fecha 9 de octubre, recogen los contagios en cada Comunidad española en dos periodos: las últimas dos semanas y los últimos siete días. Así como las muertes confirmadas en ese tiempo. Con esos números, puede afirmarse una última conclusión.

Pedro Sánchez cerró Madrid pese a saber que la curva de contagios había pasado, en siete días, de 540 casos por cada 100.000 habitantes a 229, una cifra que no es definitiva pero en todo caso refleja un descenso relevante que se ha ignorado de forma premeditada, mientras se "perdonaba" a Comunidades con unas ratio de contagios y mortalidad mucho más negativas.

Comenta esta noticia