07 de junio de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Kiko Rivera recuerda su última noche con Álex Lequio: nunca se rindió

Alex Lequio ha provocado una gran desolación en todo el país.

Alex Lequio ha provocado una gran desolación en todo el país.

Mostró una actitud positiva y cuando se le preguntaba cómo lo llevaba no dudaba en responder que lo superaría y que sólo era un paréntesis. Una luz de esperanza que alimentó con su madre.

 

 

Álex Lequio ha fallecido a los 27 años victima de un cáncer que padecía desde hace dos y que a pesar de su incesante lucha no pudo superar. Hace dos meses que ingresó en una clínica de Barcelona para someterse a un nuevo tratamiento en el que había depositado nuevas esperanzas de recuperación. Desde que le detectaran la enfermedad siempre mostró fortaleza y se volcó especialmente en alentar y animar con sus palabras a personas que estaban pasando por esa misma enfermedad.

Él nunca lo ocultó, lo hizo público a través de las redes sociales con una fotografía en la que posaba acompañado de sus padres. La intención siempre fue la misma, darle naturalidad al cáncer que le acababan de detectar para trabajar su fortaleza y afrontar con optimismo el duro camino que desde ese momento se trazaba en su vida.

Siempre fue el ojito derecho de su madre y mantuvo una relación excelente con su padre. Ana Obregón y Alessandro Lequio fueron una de las parejas más perseguidas y fotografiadas de la década de los 90 cuando eran pareja. El nacimiento de su hijo Álex en 1992 les colmó aún de mayor felicidad.

Era la época dorada personal y profesional de Ana Obregón, resultaba habitual ver a los paparazzi apostados en la puerta de la casa de la Moraleja en la que vivía la presentadora, allí pasaban las
horas a la espera de verla salir y seguir sus pasos para inmortalizar cualquier movimiento. Daba igual donde fuera, de compras, al gimnasio, a comer, a la farmacia… cualquier foto de Ana Obregón
era objeto de interés para las revistas del corazón.

Como es lógico muchas de esas salidas las hacía con su pequeño cogido de la mano. Álex era un niño despierto y vivaracho que hacía monerías y demostraba su genio a los reporteros. Posiblemente harto de tanta foto el crío no se lo pensó dos veces y en más de una ocasión se lanzó a por las espumas de los micrófonos provocando las risas de los periodistas y de su propia madre.

Es por eso que no podemos cansarnos de repetir que hemos visto crecer a Álex a través de las imágenes y de las revistas que protagonizaba con sus padres. A pesar de todo, nunca entró en sus planes vivir del negocio de la fama, optó por estudiar Ciencias Políticas y Filosofía en EEUU y crearse un futuro como emprendedor creando su propia empresa.

Él mismo confesaba, que aún estando en el hospital no cesaba de crear proyectos y darle vueltas a nuevas ideas para ponerlas en marcha. 

Siempre mostró una actitud positiva y esperanzadora, cuando en alguna ocasión se le preguntaba como estaba llevando el proceso de su enfermedad no dudaba en responder que lo superaría y que
tan sólo era un paréntesis en su vida. Una luz de esperanza que alimentaba con su madre quien llegó a decir: “Mi hijo me ha dado una lección de vida”.

Clemente, su hermano le ha dedicado un entrañable mensaje a través de su Instagram: “Te quiero Álex, un dolor inmenso que en pequeñísima parte se alivia con el pensar de que ya no estás sufriendo. Algún día nos volveremos a ver y podremos disfrutar del tiempo perdido y mal gastado”.

No han faltado los mensajes de condolencia a través de las redes como el de Kiko Rivera: Amigo! Que día tan triste! Que noticia tan amarga! Apenas hace unos meses nos reíamos este día que coincidimos en Madrid. Descansa amigo, eres y serás un genio!

También Paz Padilla, Rosario Mohedano o Josele Román son algunas caras conocidas que le han rendido recuerdo al hijo de Ana Obregón y Alessandro Lequio.

Comenta esta noticia