30 de noviembre de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La tía de Kiko revela un ultraje de Pantoja con el cadáver de Paquirri presente

Teresa Rivera, tía de Kiko, y Jorge Javier Vázquez

Teresa Rivera, tía de Kiko, y Jorge Javier Vázquez

La segunda entrega de "Cantora: la herencia envenenada" lanza nuevas revelaciones sobre la tonadillera con una invitada de excepción: Teresa Rivera, tía de Kiko.

Telecinco quiere prolongar como sea el culebrón de Kiko Rivera e Isabel Pantoja, saldado con un "pelotazo" histórico de audiencia el pasado viernes con el especial "Cantora, la herencia envenenada", que ha tenido segunda parte para intentar mantener la tensión.

Y aunque nada puede compararse ya con la entrega inicial, protagonizada por el propio Kiko, los nuevos testimonios conseguidos por Jorge Javier Vázquez prometen prolongar la guerra familiar en el clan de Paquirri, origen de todo.

Fue su hermana, Teresa Rivera, la que compareció en Mediaset tras años sin saber de ella, con un duro testimonio que echa otra palada de arena en la reputación de la tonadillera y en sus manejos para quedarse con los objetos personales y todo el patrimonio emocional del torero fallecido en Pozoblanco y quitárselo a sus legítimos herederos, Fran y Cayetano Rivera.

Ése es el origen de la disputa, desvelado a partir de que Kiko Rivera encontrara en una habitación cerrada a cal y canto en Cantora objetos personales de su padre, supuestamente robados según una denuncia de la Pantoja que, desde entonces, se considera más falsa que un duro de madera.

 

Y la imagen e intenciones de la artista tampoco salió bien parada en el relato de su cuñada, seria en las formas, tranquila en la palabra... pero durísima en el fondo con una revelación escalofriante: lo primero que hizo la cantante nada más fallecer su marido, antes incluso que ir a ver su cadáver, fue personarse en el hotel donde se alojaba aquel infausto día para quedarse con su maletín.

"Es muy fuerte, pero ella lo primero que hizo al llegar allí fue ir al hotel a por el maletín (...) Mi hermano guardaba en ese maletín sus objetos personales y el dinero de la corrida (...) Ramón Alvarado era el mozo de espadas de mi hermano y era el que se encargaba de guardar ese maletín (...) Mi hermano todavía estaba en el hospital de Córdoba de cuerpo presente cuando ella se presentó en el hotel", soltó Teresa.

Según su testimonio, Pantoja logró su objetivo y se quedó con los cinco millones de pesetas, el cordón de oro y el reloj que había en su interior. "Ramón Alvarado me dijo que no paraba de preguntar por él, y yo le dije que se lo diera, a fin y al cabo era su mujer, ¿qué iba a hacer?".

Las esmeraldas de Colombia

El otro gran "secreto" de la noche tiene que ver con unas joyas de enorme valor que supuestamente adquirió Paquirri en uno de sus viajes profesionales a Colombia y que acabaron en manos de su hermana Teresa tras pasar primero por las de Isabel Pantoja.

¿Pero eran las originales? ¿Hubo cambiazo? A ese respecto, la hermana del torero permitió que un experto las tasara en directo, emitiendo una conclusión que una vez más pone bajo sospecha a la artista:

"Está claro que hay cosas que no cuadran en cuanto a la piedra, las piezas no tienen la alta calidad que supuestamente compró Paquirri en Colombia (...) Las esmeraldas de estos pendientes sí que son colombianas, pero no son de alta calidad, son de una calidad muy comercial (...) Yo deduzco que la pieza en sí, tanto las esmeraldas como los diamantes, son de una calidad media (...) Estas piezas no están hechas por una muy alta joyería (...) Su precio en el mercado serían de unos cuantos miles de euros". 

Comenta esta noticia
Update CMP