Las claves de Puig contra el Covid-19: Ruta de la Seda, más encierro y 15+15

El presidente considera que no hay "estrés" en los hospitales, lamenta el retraso en la distribución del material de protección desde el estado y pide endurecer el confinamiento

Como Pedro Sánchez, sin otros consellers que le secunden y sin la CEV y los sindicatos UGT y CCOO, al contrario de lo que ocurrió el viernes. El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha comparecido en solitario, con su perfil más institucional, este domingo por la tarde para hablar de sus conclusiones tras la conversación hoy por videoconferencia de mandatarios autonómicos con el máximo responsable del Gobierno estatal y para someterse a las preguntas de periodistas sobre la crisis del coronavirus.

Respecto a sus aportaciones al debate de presidentes, Puig ha indicado que ha pedido "aumentar las características del confinamiento", y ha explicado que lo ha hecho reclamando "más controles o reducción del transporte", entre otras medidas, para anunciar que habrá un reparto de mascarillas en la calle a la población o pedir que "no se salga todos los días al supermercado". "Que 15+15 (en alusión a las dos tandas, en principio, de esta cuarentena social) sea suficiente y no haya un día más", ha recalcado.

Con un ligero matiz de crítica, ha señalado que "el material recibido (en alusión a equipos de protección) es muy insuficiente" y ha defendido la producción autóctona de mascarillas para, en cualquier caso, identificar la gran esperanza en la llegada, el próximo martes, de dos aviones desde China cargados con equipamiento. A esta venida posteriormente la ha denominado Operación Ruta de la Seda. Y en ese inciso crítico también ha colocado el mensaje clave de sus cinco años de mandato: la falta de financiación. 

A continuación, y después de pedir medidas más duras de confinamiento, ha destacado que "la inmensa mayoría de valencianos está teniendo un comportamiento extraordinario" ante "una pandemia mucho más dura de lo que pensábamos"-único atisbo de autocrítica-. Ha hablado del "impacto imponente, enorme, que tendrá esta crisis sanitaria sobre la economía", aunque sin especificar más detalles, como ha hecho con la llegada de los tests rápidos de detección del contagio, que no ha precisado cuando estarán. "Llega muy poco a poco el material en la distribución nacional", ha señalado.

Preguntado por EsdiarioCV por los test que gestionó la Cámara de Comercio de Valencia para traer de China, ha apuntado, sin ahondar en el tema, que"han de estar autorizados por el Gobierno español". También, al ser interrogado por el medio sobre por qué no construye la Unidad Militar de Emergencias (UME) hospitales de campaña, como en Madrid, ha puntualizado que "mientras en IFEMA están haciendo campamentos, nosotros vamos a construir hospitales de campaña, vinculados a hospitales existentes en la actualidaad".

A pesar de la saturación y de la falta de medios que padece el personal sanitario, el president de la Generalitat ha afirmado que "tenemos una situación de funcionamiento razonable del sistema sanitario. No está en estrés salvo algún caso puntual. Existen camas disponibles suficientes en UCI y planta". Entre sus anuncios, destaca la contratación "efectiva" de "1.400 profesionales, y se producirán más en los próximos días y semanas", aunque considera que "en la actualidad hay suficientes profesionales".

Comenta esta noticia