28 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Robles logra que Sánchez desautorice a Iglesias por su desprecio a los militares

Pedro Sánchez, este miércoles en el agradecimiento a los militares por su labor en la pandemia.

Pedro Sánchez, este miércoles en el agradecimiento a los militares por su labor en la pandemia.

Cada vez es más complicado encontrar algo en lo que estén de acuerdo los socios del Gobierno. Un mes después del ninguneo del vicepresidente a las FAS, el presidente le rectifica.

Cada día se hace más dificil encontrar una materia de gobierno en la que los dos socios en el Consejo de Ministros esten de acuerdo. Y cada día sale a la luz un nuevo motivo de cisma entre el sector PSOE y el sector Podemos del gabinete de Pedro Sánchez.

Este miércoles le ha tocado el turno al propio Sánchez, con una enmienda a la totalidad a su vicepresidente, Pablo Iglesias. ¿La causa?: el papel del Ejército en la lucha contra la pandemia.

Y es que Sánchez ha rectificado y dejado en muy mal lugar al líder de Podemos, que en septiembre protagonizó una comentada polémica al ningunear y despreciar el papel de policías, guardias civiles y militares en el combate al coronavirus.

Su jefe ha tratado de arreglar el entuerto con dos meses de retraso con el merecido homenaje a las Fuerzas Armadas. Gracias a la labor de la ministra de Defensa, Margarita Robles, que ha promovido el gesto del presidente a sus subordinados.

Sánchez ha saldado esa cuenta pendiente del Gobierno y ha expresado su "orgullo" por la contribución de las Fuerzas Armadas a la lucha contra el coronavirus y ha destacado además sus valores de "solidaridad, profesionalidad y dedicación", además de respeto a las instituciones y el Estado de las autonomías.

"La ciudadanía está viendo en las Fuerzas Armadas lo mejor de la sociedad española", ha reconocido durante una visita a uno de los centros desde los que militares colaboran con la Comunidad de Madrid en las labores de rastreo a contagiados por Covid.

El presidente ha destacado el esfuerzo de los militares en la lucha contra la pandemia, con la Operación Balmis en la primera ola y la Operación Baluarte en esta segunda ola, centrada sobre todo en el rastreo y las labores de desinfección.

De este trabajo, Sánchez ha resaltado los valores de "solidaridad" con la ciudadanía, "profesionalidad" para ejercer la labor encomendada, "dedicación" y respeto a las instituciones y al Estado de las autonomías que marca la Constitución, ya que las Fuerzas Armadas responden a peticiones de las autoridades autonómicas y colaboran con ellas en las labores que se les soliciten.

"Esa estrategia nacional sería imposible de implementar sin la contribución fundamental de las Fuerzas Armadas", ha sentenciado el presidente, delante de la ministra de Defensa, Margarita Robles, y la cúpula militar.

Unas palabras y un acto de reconocimiento que contradicen la posición que Pablo Iglesias mantiene, y que oficializó el pasado mes de septiembre.

"Los trabajadores públicos que hacen falta para seguir combatiendo una pandemia que nos está llevando a una situación de riesgo no son policías ni militares, son médicas y son enfermeros", dijo en una entrevista en TVE. Que desató la reacción inmediata entre los profesionales ninguneados por el vicepresidente.

 

Comenta esta noticia
Update CMP