07 de abril de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Pruebas del Covid-19: la magnitud de la epidemia

Aunque el Gobierno de España es reticente a hacer público el número de pruebas de coronavirus que está haciendo, el viernes pasado la cifra, que no deja de aumentar, ascendía a 17.500

La epidemia de coronavirus ha provocado que la sanidad española se vea obligada a realizar miles de pruebas para conocer el alcance de la misma, así como qué personas han contraído exactamente la enfermedad. Este asunto está afectando a toda la sociedad también a nivel económico.

Aunque el Gobierno es reticente a hacer público el número de pruebas de coronavirus que está haciendo, el viernes pasado la cifra ascendía a 17.500. Es un examen que tiene un coste de 46 euros por paciente pues en los sistemas públicos de salud españoles se realiza en kits para 30 pacientes con un precio de 1.400 euros.  

El coronavirus causa algunos síntomas similares a otros virus, por lo que hace falta una prueba de este tipo para poder diferenciarlo y descartar otras enfermedades. Las pruebas consisten, en primer lugar, en un cuestionario al paciente sospechoso de haber contraído la enfermedad para determinar la relación epidemiológica de la infección. Posteriormente, en una zona de aislamiento habilitada, se procede a la realización de las pruebas diagnósticas.

Se realiza un análisis de sangre y también se toma una muestra de saliva para analizarlas en las citadas placas. Los resultados tardan unas tres o cuatro horas en conocerse y, las mismas, son enviadas al Instituto de Salud Carlos III para una segunda revisión y delimitar finalmente el resultado positivo o el negativo.

Se trata de una prueba de reacción en cadena de la polimerasa, una prueba de biología molecular diagnóstica en la que se detecta el código genético del virus que tiene distintos controles de calidad que permiten determinar si la muestra es positiva o negativa.

En las últimas horas el Ministerio de Sanidad ha publicado una nueva actualización del protocolo de actuación frente al coronavirus en el que recomienda que esta prueba solo se realice a pacientes con infección respiratoria aguda que estén hospitalizados o que cumplan criterios de ingreso hospitalario y al personal sanitario y sociosanitario que presente una afección respiratoria aguda, si bien se hará una valoración clínica individualizada a cada paciente.

Se trata de una decisión que podría variar en los próximos días si tenemos en cuenta las declaraciones del director del Centro de Emergencias y Alertas de Sanidad, Fernando Simón, que ha avanzado que el Gobierno prepara un plan para poder hacer pruebas a todos los casos sospechosos de coronavirus y que podría estar disponible en dos o tres días.

 

Comenta esta noticia
Update CMP