25 de marzo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La "urgencia social" era esto: los ministros llevan 12 días en servicios mínimos

Los ministros de Sánchez se están tomando con calma el mes de agosto.

Los ministros de Sánchez se están tomando con calma el mes de agosto.

Ábalos se llevó este martes una bronca de los vecinos de Gandía porque el Gobierno ha tardado ocho días en visitar la zona del incendio. En Moncloa están tomándose el mes de agosto con calma

En su discurso de la moción de censura contra Mariano Rajoy, Pedro Sánchez habló de la imperiosa necesidad de afrontar "urgencias sociales" que el nuevo Gobierno, el del socialista, no iba a "omitir ni dilatar". 

Pero en el mes de agosto se ve que las urgencias lo son menos, a juzgar por la escasa actividad que están desplegando los ministros.

Este martes el de Fomento, José Luis Ábalos, tuvo un encontronazo con algunos vecinos de Gandía, que llevaban ocho días esperando a que alguien del Gobierno se dignara a acudir a la zona afectada por el peor incendio declarado en lo que va de verano.

 

Ése es el ejemplo más gráfico de lo que viene sucediendo en los últimos 12 días: el Consejo de Ministros está de servicios mínimos desde que el viernes 3 de agosto Sánchez presidiera en La Moncloa la última reunión de todo su gabinete. Tras aquello, estampida.

Desde entonces los 17 ministros socialistas apenas suman una veintena de actos en agenda, y eso incluyendo varias entrevistas en Espejo Público de Antena 3 y algún otro medio.

E incluyendo, también, la final de la Supercopa de España celebrada el pasado domingo en Tánger. Allí sí tiraron la casa por la ventana: por si no era suficiente un ministro, fueron dos, los de Interior y de Cultura y Deporte, Fernando Grande-Marlaska y José Guirao, respectivamente.

Para lo único que se han dado prisa en este caluroso agosto es para vanagloriarse del acuerdo alcanzado con otros cinco países para repartirse a los inmigrantes del Aquarius.

Por ello la vicepresidenta, Carmen Calvo, improvisó este martes por la tarde una comparecencia en la Subdelegación del Gobierno en Córdoba, desde donde presumió del "éxito" de Pedro Sánchez

Lo demás, por lo que se ve, puede esperar a que los ministros vuelvan de vacaciones. De "atender las urgencias sociales, medioambientales, territoriales, largamente postergadas por un gobierno sin pulso ni capacidad política", como prometió el socialista en aquel debate de la moción de censura, ya mejor hablar en septiembre.

Comenta esta noticia
Update CMP