17 de septiembre de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El último "feo" de Rocío Carrasco que escuece a su familia queda al descubierto

Rocío Carrasco con Fidel Albiac.

Rocío Carrasco con Fidel Albiac.

Mucho se habla en la prensa de papel couché acerca de los "desprecios" que hace la hija de Rocío Carrasco a sus propios familiares en detrimento de gente de fuera... y esto no ayuda mucho.

Lo que podría parecer a simple vista una entrevista de las más amables del menú de contenidos que suele ofrecer cada fin de semana Viva la vida terminó convirtiéndose en una de las más polémicas. Y eso que por el plató de Emma García pasaron Carlos Lozano, Carmen Borrego, Diego Arrabal...

Y sin embargo es de la entrevista que le hizo a Miguel Poveda para hablar de su paternidad de la que se sigue hablando este lunes y que ha echado vinagre a las heridas del Clan Jurado-Mohedano-Carrasco.

Y es que Poveda se sinceró sobre la buena relación que mantiene con Rocío Carrasco. Tan estrecha que como la hija de Rocío Jurado sabía de la admiración que el cantante sentía hacia su madre, quiso tener un detalle muy especial con él: "Tuvo un detallazo conmigo que yo no me lo puedo ni creer y me regaló la última bata de cola con la que Rocío Jurado había cantado. Fue en el programa de RTVE. Yo lloraba. Rocío eres una persona con mucha clase y te quiero muchísimo", dijo mirando a cámara.

La cosa sería muy bonita y tierna si no fuera porque el impresionante regalo no puede sino avivar las heridas que hay en la familia de Rocío Carrasco a cuenta del museo dedicado a Rocío Jurado en su Chipiona natal.

Museo que no termina de arrancar por las desavenencias entre los herederos de la cantante y el propio Ayuntamiento. Construido desde 2016, discrepancias entre la familia han impedido su apertura al público.

En concreto, según ha declarado su hermana Gloria Camila en más de una ocasión: las puertas del museo dedicado a Rocío Jurado no se abren porque Rocío Carrasco no quiere y no firma los permisos necesarios.

No parece que este panorama sus familiares se hayan tomado bien que haya regalado la última bata de cola con la que Rocío Jurado había cantado a un amigo en vez de contar con la familia o donarlo al Museo.

Comenta esta noticia
Update CMP