21 de septiembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La reacción de Roberto Leal cuando Pablo Motos le pregunta por su acento andaluz

Roberto Leal y Pablo Motos, de Antena 3

Roberto Leal y Pablo Motos, de Antena 3

El nuevo presentador del "Pasapalabra" vivió un momento engorroso cuando su colega de "El Hormiguero" le hizo esta pregunta. Encendió la mecha y la pólvora prendió así.

 

 

Roberto Leal es el gran fichaje de la temporada para Atresmedia, y en breve se estrenará en Antena con el célebre formato "Pasapalabra". Y Pablo Motos es una de las caras más emblemáticas de la cadena, al frente de El Hormiguero, por donde pasó el primero para revelar, entre otras cosas, que su programa se estrenará este mismo mes de mayo.

Ambos se encontraron en el espacio de Motos, para empezar la ronda de promoción del nuevo fichaje. Algo en principio rutinario y divertido, con esa fórmula que utiliza con acierto Antena 3 para pasear a sus estrellas por todos los tramos y formatos al objeto de darle la máxima difusión a sus novedades. Y pasó esto:

 

 

Motos le preguntaba a Leal por la rapidez de su dicción y por si creía que sería bueno sosegarse un poco, cuando le añadió una coletilla sobre su acento andaluz y la posibilidad de que también lo suavizara.

 

Aunque lo hizo sin duda desde el humor, la pregunta al expresentador de Operación Triunfo le dejó algo descuadrado, aunque supo salir de ella sin darle más importancia.

Al contrario que muchos espectadores y tuiteros, indignados por lo que consideraron un exceso de Motos y porque alguien creyera que los acentos y maneras de hablar en las distintas Autonomías se tuvieran que disimular para dirigirse a audiencias nacionales:

 

 

Convertido ya el episodio en polémico Trending Topic, Twitter ha rescatado imágenes del pasado del propio Roberto Leal hablando de este asunto tan espinoso del acento con otra cara conocida, la del humorista Manu Sánchez, en una entrevista que le hizo en la andaluza Canal Sur. No tiene desperdicio:

 

 

Y una más, erudita e indignada a la vez, para terminar de explicar el asunto. La ofrecen en la misma red social los llamados "Filólogos cabreados", siempre dispuestos a hacer pedagogía con los asuntos más controvertidos del lenguaje. Suya es la última palabra, tan elocuente como definitiva:

 

 

Es evidente que Motos no tenía mala intención alguna pero, ozú, vaya jartá de guatansos andaluses que le han dao en tó lo alto, quillo.

Comenta esta noticia