07 de junio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Un economista holandés defiende a España en la tele de su país y tapa bocas

El economista holandés Arnoud Boot.

El economista holandés Arnoud Boot.

Arnoud Boot, de la Universidad de Amsterdam, se ha atrevido a replicar el discurso insolidario del primer ministro holandés en un plató, levantando una gran polvareda a su paso.

La insolidaridad del primer ministro holandés, Mark Rutt, ante la emergencia del coronavirus le ha convertido a los ojos de los países del Sur de Europa, incluida España, en uno de los principales villanos de esta crisis sanitaria y económica. 

La clase política holandesa agita, detrás de Rutt, el discurso de que las cigarras del Sur deberían haber saneado sus cuentas y ahorrado en tiempos de bonanza. Y buena parte de la opinión pública de los Países Bajos lo compra.

Pero en medio del discurso oficial, un economista se ha atrevido a poner la nota discordante, generando un intenso debate en su país: se trata de Arnoud Boot y es profesor de Finanzas Corporativas y Mercados Financieros en la Universidad de Amsterdam.

Boot participó este lunes en un debate en la televisión holandesa Bnnvara, en el programa Op1, y dejó al resto de contertulios callados con la boca abierta apelando abiertamente a "unidad" de la UE y a la "solidaridad" con Italia y España ante el que definió como un "enemigo común": el coronavirus. "También es nuestro problema", afirmó.

El economista regañó al Gobierno de Holanda: "Tenemos un fondo de emergencia para esto y tenemos una Unión Europea. Todos necesitamos apuntalar nuestra economía", sostuvo ante la negativa de su Ejecutivo a emitir eurobonos.

Y a renglón seguido alertó a sus compatriotas de que la intransigencia y la falta de empatía del primer ministro Rutt puede volverse en contra de Holanda más pronto que tarde. Puesto que, si economías como la española y la italiana se hunden, Holanda, como país exportador que es, caerá también. "La economía holandesa pronto dependerá de todos los demás, exportamos a ellos", advirtió a los espectadores. 

Boot sostuvo también que por mucho que la economía holandesa haya sido fuerte durante décadas, tal vez un día sean ellos los que necesiten dinero. Y entonces nadie querrá ayudarles. 

La televisión holandesa ha colgado su intervención en su Twitter, generando decenas de comentarios. E incluso un analista llamado Frits Bosch le contesta este martes furioso en el digital De Dagelijkse Standaard que si tanto le preocupan los europeos les done el 20% de su salario, porque lo que están pidiendo a Holanda es "nuestra tarjeta de crédito". 

 

Comenta esta noticia