02 de junio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La foto que destroza a Celáa y demuestra la irresponsabilidad con el 8M

Isabel Celáa enfundada en guantes junto a Marlaska y Laya el 8M

Isabel Celáa enfundada en guantes junto a Marlaska y Laya el 8M

Una imagen de la ministra de Educación en la manifestación demuestra cómo el Gobierno era consciente de la gravedad de la epidemia pero no hizo nada.

El Gobierno era bien consciente de la dimensión de la  epidemia de coronavirus el domingo, pero no hizo nada para evitar concentraciones masivas de público en muchas ciudades de España: no quiso, o no se atrevió, a suspender las manifestaciones multitudinarias con motivo del 8M, Día de la Mujer Trabajadora.

El propio domingo, tal y como adelantó ESdiario, ya era conocido el tremendo repunte de afectados y fallecidos en muy poco tiempo, con una progresión de las cifras que definitivamente se disparó durante el fin de semana. Pero, todo lo más, el ministro de Sanidad se limitó a sugerir que, quienes sintieran fiebre, no acudieran a las concentraciones y se "autoaislaran" en casa.

Una fotografía, muy elocuente, demuestra en toda su plenitud cómo el mismo Gobierno que llamaba a la calma y hasta llegó a desaconsejar el uso masivo de guantes y mascarillas, era bien consciente de la dimensión de la emergencia y adoptaba medidas de protección personal de sus ministros.

 

La fotografía muestra a la ministra de Educación, Isabel Celáa, participando en la manifestación de Madrid del 8M junto al ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, y la de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya.

Con guantes morados

Lo sorprendente es que, pese a los reiterados mensajes gubernamentales quitándole importancia a la crisis, desaconsejando medidas personales e insistiendo en que todo estaba en fase de "contención"; la titular de Educación se presentó en la marcha enfundada en unos aparatosos guantes protectores, de color morado, a juego con el 8M.

Que también portaba la exministra de Trabajo, Magdalena Valerio, ahora diputada por Guadalajara y responsable de la Comisión del Pacto de Toledo: el modelo era idéntico, lo que sugiere que se encargaron y se distribuyeron de algún modo, general o selectivo.

 

 

Esa misma mañana se produjeron dos comparecencias seguidas. La del portavoz Fernando Simón, habitual en el parte diario, y la de Salvador Illa, menos frecuente: pero ya estaban registrados 17 fallecidos y 600 enfermos, pese a lo cual desecharon la adopción de más medidas que, desde el lunes, una vez pasado el 8M, no han dejado de anunciarse.

Comenta esta noticia