05 de junio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Un cardiólogo enseña su nómina de mileurista a los políticos y se hace viral

Médicos junto a un paciente en una UCI.

Médicos junto a un paciente en una UCI.

Un médico residente de quinto año se ha colado en el debate sobre el plus que siguen cobrando los diputados y senadores para alojamiento y manutención pese a estar confinados en sus casas.

La modesta nómina de un médico residente de quinto año de Cardiología se ha vuelto viral y está alentando el debate sobre los sueldos de los sanitarios de la pública en contraste, por ejemplo, con el de los políticos. 

Se llama David González Calle, trabaja en el Hospital de Salamanca y el pasado marzo cobró 1.155,61 euros netos por su trabajo normal de ocho horas diarias. Independientemente de las guardias.

La cantidad es menor que la famosa indemnización por alojamiento y manutención que los diputados y senadores siguen cobrando pese a que la mayoría están confinados en sus casas; y que asciende a algo más de 1.900 euros libres de impuestos en el caso de los que han sido elegidos por una circunscripción distinta a Madrid. 

Ahí llega la polémica. Cuando la semana pasada el diputado socialista Odón Elorza anunció que iba a renunciar a ese plus por razones de "ética", este médico salmantino le envió su nómina por Twitter, a la vista de todos, con un mensaje muy duro: "Y todavía lo llamáis ética, puta vergüenza".

 

Elorza hizo oídos sordos al doctor, y durante algunos días su tuit de denuncia pasó desapercibido. Hasta que en las últimas horas se ha hecho viral, retumbando en el Congreso y en el Senado. 

 

En las Cortes se ha venido barruntando la posibilidad de eliminar esa indemnización. Pero los informes recibidos por las Mesas del Congreso y del Senado cuestionan la legalidad de suprimir ese extra por las bravas, puesto que se trata de una parte del sueldo de los parlamentarios. Se inclinan, por contra, por que sea un acto individual y voluntario de renuncia, que además debe producirse por escrito.

La presidenta de la Cámara Baja, Meritxell Batet, propuso este martes como solución destinar unos tres millones de euros a la lucha contra el coronavirus a través de una cuenta que el Tesoro ha habilitado para ello. Los miembros de la Mesa aceptaron. 

A mayores, el que más y el que menos, todos los partidos han anunciado que aportarán su granito de arena económico. En el caso del PP, el partido ha creado una hucha común para sus cargos públicos en la que esperan reunir 250.000 euros para donárselos a la Sanidad. Vox, por su parte, ya ha donado 10.000 euros a la Asociación de Guardias Civiles Solidarios. 

Comenta esta noticia