15 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Abascal debuta así ante Sánchez: "A España no la derrota un grupo de sediciosos"

Santiago Abascal, en su debut en la tribuna del Congreso.

Santiago Abascal, en su debut en la tribuna del Congreso.

El líder de Vox protagoniza su primer debate con Sánchez y su primera intervención en la tribuna del Congreso. Y defiende su proyecto frente a los cordones sanitarios de la izquierda.

Al filo del límite que había fijado la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, y tras la más que intensa refriega entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, los dos socios llamados a entenderse pero visiblemente mal avenidos, el debutante accedió a la tribuna de oradores del hemiciclo.

Un gesto con mucho de simbólico tras la sucia campaña y el cordón sanitario establecido por la izquierda y sus medios afines contra Vox. Pero Santiago Abascal se reivindicó y reivindicó su proyecto como tan legítimo como cualquiera del resto de la Cámara.

Y zafado de ese estigma, Abascal pasó al ataque. "Permítame que no le otorguemos ninguna credibilidad cuando se viste de hombre de Estado", se lanzó. Y, advitió, "no ha llegado España hasta aquí para que la derroten un grupo de sediciososos", en referencia a los socios de Sánchez. "España resistirá porque los españoles siempre han estado por encima de sus peores gobernantes",  ha apostillado.

Y aseteó al líder del PSOE con la polémica entrevista de Arnaldo Otegi en TVE. "Otegi dice que es usted la mejor opción para el Gobierno", ironizó.

"Nos han votado para que discrepemos del discurso progre", advertió el líder verde, que denunció la "violencia" que han recibido los  miembros de Vox, tratados a su juicio como si fueran "monstruos nazis".

Pero Abascal no ha eludido ningún asunto del debate. Denunció el "feminismo supremacista", arremetió contra la axfisia a las clases medias y puso sobre la mesa el desafío del envejecimiento de la población. Y, en este punto, tumbó a Sánchez tirando de ironía: "Su plan para afrontar el envejecimiento de la población es una ley de eutanasia".

En el inicio de su intervención, Abascal comenzó mostrando su solidaridad con los guardias civiles heridos tras el último salto de la valla de Melilla protagonizado por inmigrantes, que calificó como "ataque a la soberanía", y recordando que entró en política para defender a su padre, militante del PP en el País Vasco amenazado por ETA.

En este sentido, reclamó de nuevo el contenido íntegro de las actas de la negociación entre el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y la banda terrorista ."Más allá de pactos secretos, abandonen toda esperanza: nunca lograrán sus objetivos políticos y criminales", recalcó el líder de Vox.

Pero, en su réplica, Sánchez lejos de argumentar a Abascal, volvió a tirar de demagogia y a criminalizar a dos millones de españoles que el 28-A votaron a Vox. "Hoy desgraciadamente en España desde hace muchos años hemos vuelto a escuchar desde esta tribuna un discurso cargado de intolerancia, de nostalgia de épocas predemocráticas", se descolgó.

 

 

 

 

 

M.B
Comenta esta noticia
Update CMP