07 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El PSOE frivoliza con las mascarillas y las tunea con su logo para la campaña

Pedro Sánchez junto a Gonzalo Caballero el sábado en Orense.

Pedro Sánchez junto a Gonzalo Caballero el sábado en Orense.

Pese a que las mascarillas son el mayor ejemplo de los bandazos del Gobierno en la crisis del coronavirus, el PSOE ha decidido utilizarlas como merchandising electoral. Como abanicos o bolis

Si hay un símbolo de la falta de previsión y los bandazos del Gobierno de Pedro Sánchez durante los peores meses de la pandemia ése fueron las mascarillas. 

Primero el Ejecutivo las desaconsejó -después acabaría reconociendo que por falta de stock-. Más tarde repartió cientos de miles de mascarillas fake a sanitarios de toda España que dispararon el número de contagios en este colectivo hasta llegar a 52.445 actualmente.

A finales de abril empezó a recomendarlas tímidamente a la población sana y el 19 de mayo se publicó un decreto haciendo obligatorio su uso a toda la población mayor de seis años. "Todas las decisiones están en permanente revisión. Nos ha parecido que ahora era conveniente dar ese paso", señaló entonces Salvador Illa para justificar el enésimo volantazo del Gobierno. 

Entre medias el Gobierno requisó mascarillas que habían comprado las comunidades autónomas más previsoras cuando Sanidad se hizo con el mando único y centralizó compras. Fue timado por una empresa china y, más tarde, pagó a precio de oro mascarillas que, una vez que la producción nacional se puso en marcha, acabarían costando por decreto -otro más- 96 céntimos de euros.

Pese a todo, el PSOE ha decidido convertir las mascarillas en un elemento más de su merchandising de campaña en las elecciones vascas y gallegas. Como el que encarga sombreros de paja o abanicos con el logo del PSOE para combatir el calor. Pero 28.343 muertos después. Eso oficialmente, que en la realidad hace tiempo que pasaron de 40.000.

De hecho el propio Sánchez lució este fin de semana los modelos encargados por el PSdeG y el PSE en sus mítines en Orense y San Sebastián. Las que han customizado los socialistas gallegos de Gonzalo Caballero son rojas y en ellas se lee "la hora del cambio" en gallego.

 

Las de los socialistas vascos de Idoia Mendia son, por contra, blancas y negras con las siglas del PSE y del PSOE serigrafiadas:

 

Este domingo el candidato del PSOE gallego, Caballero, incluso apareció con una mascarilla arcoiris en honor del Día Internacional del Orgullo, en un acto con la vicepresidenta Nadia Calviño en La Coruña:

 

Cuando los diputados de Vox aparecieron por primera vez con mascarillas con la bandera de España al PSOE no le parecía tan buena idea. 

Comenta esta noticia