26 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La última triquiñuela de Villarejo para salir de la cárcel por Navidad

El excomisario José Villarejo, intenta salir a la desesperada de prisión.

El excomisario José Villarejo, intenta salir a la desesperada de prisión.

A la desesperada, el excomisario acusado de graves delitos intenta convencer al magistrado que le deje salir ya de prisión. Y le ofrece esta gama de alternativas.

El excomisario Villarejo no se da por vencido. Y ha lanzado un nuevo intento a la desesperada para salir de la cárcel. Y está dispuesto a adoptar todas las medidas para disuadir a quienes dan por segura su fuga fuera de España si abandona su celda.

El abogado de Villarejo ha solicitado de nuevo a la Audiencia Nacional que le ponga en libertad con medidas cautelares "reales" entre las que propone "someterse a algún mecanismo de control telemático", visitas diarias de la Guardia Civil a su domicilio, un sistema de reconocimiento biométrico de la voz e "incluso" localización permanente en su vivienda de Boadilla del Monte, en Madrid.

El escrito fue registrado el pasado viernes en el Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, donde el magistrado de refuerzo Diego de Egea, que instruye el llamado caso Tándem sobre las actividades presuntamente ilícitas de Villarejo, lleva tiempo estudiando la posibilidad de ponerle en libertad con algún tipo de medida de control telemático o arresto domiciliario, según han reconocido fuentes jurídicas.

Se da la circunstancia de que este juez, que ya ha dado traslado de la petición de Villarejo a la Fiscalía Anticorrupción para que informe, dejará la causa el 31 de diciembre, después de haber renunciado a su posición como refuerzo alegando "motivos personales". Podría así no ser él quien decidiese sobre la libertad del comisario, en prisión desde noviembre de 2017 sospechoso entre otros, de delitos de organización criminal, extorsión cohecho y blanqueo.

Sea como fuere, el abogado de Villarejo, Antonio José García Cabrera, enumera en su escrito todas las posibilidades que ofrece Instituciones Penitenciarias de vigilancia telemática. En primer lugar, propone que se le prohíba abandonar el territorio nacional, entregue su pasaporte y comparezca todos los días en un juzgado o ante la Guardia Civil, aunque "en atención a la previsible presencia de terceros en el entorno del domicilio" plantea que un agente le visite a diario "en el propio domicilio".

El expolicía acepta someterse a algún mecanismo de control telemático con el alcance que el tribunal considere. Propone varios, como los que se aplican a condenados a alejamiento por violencia de género o a los condenados por delitos sexuales.

En particular, sugiere "un régimen de localización permanente limitado debiendo permanecer en su domicilio de Boadilla del Monte todos los días desde las 23 hasta las 7 horas del día siguiente", en línea con el tercer grado penitenciario sujeto a pulsera de localización telemática, aunque "incluso esta parte acepta si así se considera necesario y con un carácter absolutamente subsidiario una inicial localización permanente en el reseñado domicilio familiar".

Dice que la justicia debe adaptarse a las nuevas tecnologías y alega que puede utilizarse asimismo para garantizar la "localización permanente" de Villarejo un control de "entre cinco y ocho llamadas al día de forma aleatoria" al domicilio pidiéndole que repita una frase, a fin de que "un sistema de verificación biométrica de voz" constate que es él quien coge el teléfono.

Comenta esta noticia
Update CMP