Adsuara: "El PP está como el PSPV hace diez años, es necesario renovar personas"

El líder en la provincial de Valencia mantiene que el PP seguirá perdiendo las elecciones si no lleva a cabo cambios tanto en personas como en políticas. Defiende un PP más social.

Presidente de la gestora provincial del Partido Popular y único alcalde de los populares en un municipio de más de 20.000 habitantes en Valencia. Tras revalidar la mayoría absoluta el 26-M en Alfafar, Juan Ramón Adsuara mantiene que el PP debe iniciar con urgencia el camino que en su día pusieron en marcha con éxito los socialistas hace diez años en política municipal.

-Sus últimas declaraciones han levantado polvareda. ¿En qué consiste la nueva etapa que usted propugna?

En el PP es necesario llevar a cabo una catarsis, un reseteo completo tras el resultado electoral. A partir de septiembre, con el grupo en la Diputación y en los ayuntamientos trabajando de lleno, comenzaremos con el análisis de los resultados y ver qué acciones se ejecutan para revertir la situación. Hay que estudiar cómo se han hecho las campañas  y cómo se ha comunicado el mensaje, para así tomar decisiones y acciones claras y pertinentes. 

- ¿Van a plantear relevo de portavoces?

Hay que ir testeando el mercado. Y, sí, tenemos que ir buscando relevos porque eso es lo que hizo que el partido se atascara en el 2016-2017 y la gestora no ha llegado a tiempo de hacer ese trabajo. 

- ¿No van a esperar al resultado del congreso para elaborar la estrategia?

Sería perder el tiempo. Independientemente de quién se presente o de quién gane el congreso, hemos de hacer ese estudio. Si la persona que gana el congreso no quiere el trabajo hecho por la gestora, eso ya será su problema. Será una lástima que el trabajo que se haya hecho no se pueda recoger y ejecutar de cara a las elecciones del 2023. 

- ¿Entiende que lo mejor para el partido es que haya congreso provincial este año?

Sí. Cuanto más pronto se marque un rumbo, mejor. Las poblaciones también piden que se den pasos adelante. Y esto, con la ayuda de  una dirección provincial, siempre es más fácil. Las elecciones se ganan así, no dejando que pase el tiempo y actuando en los últimos tres meses. 

- ¿Quiere esto decir que han perdido cuatro años en la provincia de Valencia?

Efectivamente. Y ahora es momento de acometer esos cambios y, repito, cuanto más pronto mejor, para poder marcar una línea de trabajo. 

- ¿Usted se presentará al congreso provincial?

En principio, voy a ver cuándo lo convocan y cuando lo convoquen ya estudiaré si presento mi candidatura. 

- ¿De qué dependerá? ¿De las opciones de poder ganar o no ganar? 

No solo de eso. Yo creo que he hecho un trabajo, he hecho un equipo y, posiblemente, deba estar ahí y presentar mi candidatura y aplicar alguna de las acciones que he aplicado en Alfafar, y poder transmitir y hacer llegar esa experiencia a otros municipios, para que puedan recogerla y ejecutarla por si, a la larga, obtienen los mismos resultados que ha obtenido Alfafar con ella. 

 

-Isabel Bonig no parece que sea tan partidaria de que en otoño se abra los procesos congresuales.

Yo creo que los congresos provinciales sí que deberían ser ahora. Se puede dar una renovación de personas que llevan ya mucho tiempo, están cansadas o necesitan, simplemente, dar paso a otras personas con savia nueva, energía o nuevos enfoques de ver la política. Hay que ir olvidándonos de los temas internos y tener en la cabeza solamente el objetivo del 2023. Y, eso, personalmente, creo que debe hacerse ya y no llevarlo más allá de principios del año 2020.

El PSPV, hace 10 años, estaba en el mismo punto en el que está ahora el PPCV, y es ahora el que está con mayorías absolutas en las poblaciones. Por lo tanto, es lo que al PP le tiene que pasar ahora: llevar a cabo un congreso provincial en Valencia que dé paso a los congresos locales, o al revés, ya se verá. Tampoco pasa nada en que se celebraran primero los congresos locales y luego el congreso provincial. 

- ¿No sería más lógico el congreso provincial primero y que éste marcara las líneas de los locales?

Sí, pero estamos en un partido en el que se está intentando democratizar todo. Así lo ha hecho la presidenta Isabel Bonig y así lo vamos a hacer nosotros también. El partido tiene que concurrir a nivel provincial a unas primarias y, luego, dejar y no intervenir en nada en las municipales. 

- ¿Pero, así, puede pasar cualquier cosa?

Efectivamente. Debe pasar cualquier cosa. Para que pase lo mismo que está pasando hasta ahora, tendremos los mismos resultados que tenemos ahora. Tienen que pasar cosas diferentes para que haya resultados diferentes.

- ¿Qué le pareció la cena que un grupo de militantes ha celebrado recientemente en la que se criticó a la dirección regional?

Tenían toda la libertad y derecho del mundo a celebrar esa cena y poner puntos en común, pero no puedo decirle si fue mala, si fue buena...No era oficial, era un encuentro de amigos.

- ¿A usted le invitaron?

A mí no me invitaron. De hecho, viendo a alguna de las personas que fue a esa cena, no hubiera ido.

- ¿Por ejemplo?

Carlos Fabra. Es dar un paso atrás que no le conviene dar al partido en pro de su futuro. 

- ¿Isabel Bonig debe presentarse para tratar de revalidar como presidenta regional?

 Tiene todo el derecho del mundo. Ha hecho lo más difícil en el partido: la travesía en el desierto.

-¿Usted la apoyará?

Claro que la tengo que apoyar, es mi presidenta.

-¿Quizá haya otro candidato/a?

No puedo opinar sobre algo que no ha ocurrido.

-¿El PP tiene que ser de extremo centro?

Bueno. Tiene que aglutinar muchísimas sensibilidades. Esa es la clave. Intentar  ser igualitario a la hora de representar esas sensibilidades. Hay liberales, conservadores, democristianos. Por lo tanto debe tener  una representación de todos y eso te lleva al centro.

-¿En qué sensibilidad se sitúa?

Me siento en el centro. En cada legislatura se me ha catalogado de forma diferente. Me siento en el centro social.

El discurso de Pablo Casado, en el debate de  investidura, ha ido en una línea más institucional. ¿Hay cambio de estrategia?

-Sí. Hicimos una pequeña reflexión después de la elecciones nacionales y dijimos que  siempre hemos sido el centro moderado y no tenemos que perder ese centro moderado.

- ¿Qué tipo de oposición va a hacer en la Diputación?

Constructiva totalmente y apostando por los ejes que hemos visto que necesita la provincia de valencia. Por ejemplo, reforzar las políticas sociales, las ayudas  a las poblaciones independientemente de sus habitantes, acabar con el control y fiscalización de las agendas culturales, trabajar para evitar la despoblación y la exclusión bancaria que están sufriendo muchas poblaciones. También, fomentar líneas de apoyo a jóvenes agricultores y jóvenes citricultores para que no se abandone la agricultura que, de alguna forma, va ligada a la despoblación de los municipios de interior valencianos.

- ¿Va a procurar pactos con el gobierno de la Diputación?

Pactos no, pero algunos acuerdos puntuales si se recogen nuestras reivindicaciones, claro que sí. Así lo manifestamos en el discurso de investidura: nosotros creemos en la cultura del pacto, en la negociación, en que se recojan nuestros puntos de vista... Por eso, si se incluye todo lo que proponemos porque beneficia a la mejora de la provincia de Valencia, no hay motivos para no apoyar a un equipo de gobierno. 

A mi, en Alfafar, por ejemplo, se me ha apoyado en alguno de estos pactos a nivel local. Por lo tanto, hacer políticas con algunos puntos en los que haya unanimidad, da fuerza para tirar hacia delante siempre.

 

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP