Rosa Inclán: 'Escribe a papá' es un manual para cuidadores

La autora, grafóloga de profesión, decide escribir 'Escribe a papá' tras recibir la noticia del diagnóstico de Párkinson de su padre y comprobar cómo cambia con ello la vida de su madre

Rosa Inclán Cervera es una mujer inquieta, y eso se refleja durante toda la entrevista, siempre atrapando ideas al vuelo y proyectando nuevos retos. Precisamente esta actitud le lleva a bucear en el mundo de la escritura como consecuencia de una dura experiencia personal.

¿Cómo surge la idea de escribir un libro biográfico sobre la enfermedad de tu padre?

La idea surge porque mi madre, tras 15 años conviviendo con el Párkinson, era cuestionada constantemente por los familiares de nuevos pacientes sobre distintos esta enfermedad y me comentó: “Hija, tengo para escribir un libro” y yo le dije: “Y por qué no lo hacemos? Así que decidimos que yo lo escribiría y, contando con la experiencia que ella aportaba, para ayudar a los nuevos cuidadores y que entendieran que es un proceso duro en el que los altibajos emocionales son normales.

¿Crees que es suficientemente conocida esta enfermedad?

No, la verdad es que es tremendamente desconocida, pensamos que los únicos síntomas son el temblor de manos y de cabeza, pero conlleva muchos otros problemas, como los efectos secundarios de la medicación. Alucinaciones, ludopatías…y todo ello desde la creencia de que sólo afecta a personas mayores, pero a mi padre se lo detectaron con 49 años, y hay casos a edad más temprana. Además, cuando la enfermedad se diagnostica ya lleva un recorrido generalmente de cerca de diez años.

¿Cuáles son las decisiones más difíciles que tienen que tomar los cuidadores ante el avance de la enfermedad?

En nuestro caso la de tener que llevar a mi padre a un Centro de Día, porque parece que culturalmente dejar a una persona mayor en un Centro de Día es como abandonarla, pero en absoluto es así, y es algo que comento en el libro, las actividades que organizan, la estimulación, y la socialización son imprescindibles para que no se encierren en sí mismos.

¿Qué te parece la situación de las ayudas a la dependencia en la Comunidad?

Todo es mejorable, pero entiendo que es imposible que es imposible atender a todos los pacientes con enfermedades degenerativas durante 24 horas. Hay ayudas autonómicas para asistir a Centros de Día, pero nunca es suficiente, no tanto por criticar la cuantía de estas subvenciones, sino porque un enfermo con dependencia total necesita mucha atención.

¿Qué aspectos de tu libro crees que van a ayudar más a los cuidadores a sobrellevar su situación?

Algo que relato en el libro es la necesidad de apoyarse en la gente, existe un ejercicio práctico que consiste en dibujar un círculo y escribir dentro aquello que no quieres perder de tu vida, como ir al cine, un viaje al año, salir a bailar, cosas de este tipo, porque el cuidador se mete  tanto en la vida del enfermo que olvida la suya propia. No hay que tener miedo a recurrir a la ayuda de familiares o amigos en algún momento para liberarse porque son muchas horas de atención muy estresantes.

¿Le recomendarías la lectura del libro a los propios enfermos?

No. Está destinado a los cuidadores. Mi padre lo ha leído porque narra su vida, pero para un enfermo no es lo más adecuado leer algunas situaciones que no tienen porque ocurrirle a él necesariamente.

¿En qué parte del libro ha tenido más trascendencia la experiencia de tu madre?

En la segunda parte del libro, y dado que escribir es tremendamente   terapéutico, yo le propuse que escribiera cartas a mi padre contándole lo que le preocupaba de la nueva situación, con la intención de llegar a una aceptación de la enfermedad, a modo de desahogo emocional, tiene que aceptar que el marido con el que ha vivido ya no está.

¿Qué opinas de la situación actual de la literatura en España?

La verdad es que he podido comprobar en las distintas ferias del Libro la gran cantidad de escritores que existen en la actualidad, casi más que lectores, y en parte eso es debido a la autoedición. A mí este sistema me ha permitido cumplir un sueño, que es contar la historia de mis padres y que se pueda comprar en Amazon, en El Corte Inglés o en La Casa del Libro. Yo sé que no voy a vender millones, el objetivo de este libro está cumplido con que resulte útil para una sola persona.

De hecho no sé definir en qué género literario enmarcar mi obra, porque podría parecer autoayuda, pero creo que el concepto adecuado es el de la esperanza.

¿Tienes previsto continuar escribiendo?

Sí, pero ya en temática alejada de esta materia con la que ya he cumplido mi misión. Mi próxima obra será de género romántico.

 

Comenta esta noticia
Update CMP