La campaña arranca en Elche con la incertidumbre de los pactos

Puig, junto a González y Soler

Puig, junto a González y Soler

Acaba de empezar la cuenta atrás. Los aspirantes a gobernar el Ayuntamiento de Elche han empezado a batirse el cobre para lograr el apoyo de los votantes, aunque mientras pegan carteles con una mano, echan mano de la calculadora con la otra para hacer todas las combinaciones posibles en cuanto a pactos que les permitan alcanzar el gobierno municipal.

Partido Socialista, Partido Popular, Compromís, Ciudadanos, Partido de Elche, Ilicitanos por Elche, Contigo, Podemos, Vox, Decide-T Elige-T... todos han comenzado ya a medir sus fuerzas para intentar conquistar un triunfo que parece encontrarse muy equilibrado entre las fuerzas de izquierda y de derecha, por lo que con toda probabilidad serán los partidos minoritarios los que con sus apoyos inclinen la balanza hacia uno u otro lado.

Mientras el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, arropaba al alcaldable, Carlos Gonzálezen un acto en Carrús previo a la pegada oficial de carteles de la medianoche, el candidato popular, Pablo Ruz, se ha mostrado dispuesto a no poner vetos a ningún partido político y a "buscar acuerdos con todos" si gana las elecciones.

También el candidato de Ciudadanos, Eduardo García-Ontiveros, que fue elegido recientemente por la formación naranja tras la "espantada" del anterior portavoz, David Caballero, (perteneciente ahora a Contigo) trata de hacer propuestas sin descanso a sus posibles votantes para mantener el tirón de la marca de Rivera. Por su parte, Caballero apela a su prestigio personal y al rédito de la labor realizada en el ya casi extinto mandato para atraerse el apoyo ciudadano.

Compromís hace gala de haber logrado en estos últimos cuatro años grandes políticas sociales, intentando revalidar en Elche los cuatro concejales que obtuvo en el último mandato y huyendo de la tendencia a la baja que la formación marca en la Comunidad.

Por su parte, el Partido de Elche (una de las patas del tripartido de Carlos González junto a Mireia Mollà) asipira a conseguir el segundo concejal que se le resistió en las anteriores elecciones y a volver a convertirse en el partido clave para decidir el futuro alcalde de la ciudad.

Ilicitanos por Elche trata de volver a la palestra con la vieja cantinela de las mejoras sanitarias tras un mandato prácticamente en la cuneta política.

El resto de formaciones que concurren a los comicios por primera vez en la ciudad tratan de ilusionar a sus potenciales votantes con propuestas más o menos arriesgadas o a alcanzar el salón de plenos con el rebufo de la marca naciona, como puede ser el caso de Vox.

La incertidumbre está servida.

Comenta esta noticia
Update CMP