27 de mayo de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El presidente de AENA se niega a dar las cintas de Delcy y Ábalos en Barajas

Delcy Rodríguez y José Luis Ábalos

Delcy Rodríguez y José Luis Ábalos

Maurici Lucena, de la máxima confianza de Sánchez y de Iceta, no atiende siquiera los requerimientos notariales que le obligan a conservar y mostrar las cintas de aquella noche.

El presidente y consejero delegado de AENA, Maurici Lucena, se niega a entregar las cintas que, grabadas con las cámaras de Barajas, se da por supuesto que recogen con precisión los detalles de la reunión que mantuvieron en el aeropuerto, de forma secreta, la viceministra de Venezuela, Delcy Rodríguez, y el ministro de Transportes y secretario de organización del PSOE, José Luis Ábalos.

Según la información a la que ha accedido ESdiario, Lucena ha recibido incluso peticiones formales esta semana, mediante requerimiento notarial, para que entregue esas grabaciones y no las destruya, un temor que existe y se fundamenta en la militancia del directivo en el PSC-PSOE.

Allí, en la agrupación socialista catalana, ha sido un cargo importante y de la máxima confianza de Miquel Iceta, de quien fue número dos, y del propio Pedro Sánchez, a quien ayudó en las Elecciones de 2015 como miembro de su Comité de Expertos.

 

Uno de los requerimientos recibidos por Lucena procede directamente del PP, aunque se da por supuesto que también le han llegado por otros conductos y aparecen en la batería de preguntas parlamentarias ya registradas por VOX o los populares para próximas sesiones de control al Congreso.

Sin respuesta

Según ha constatado ESdiario en fuentes concernidas populares responsables de una de las peticiones, el presidente de AENA, que también fue diputado del PSC en el Parlamento catalán entre 2012 y  2015, no ha atendido hasta el momento los requerimientos oficiales. "Ni siquiera ha contestado", confirman a este periódico. Algo insólito en un alto cargo, obligado por la Ley de Transparencia y el mero interés de la opinión pública.

La revelación de ESdiario coincide con otra de Voz Pópuli que desvela cómo, en esa reunión entre Delcy y Ábalos que el ministro llegó a negar, un coche con distinción diplomática cargó hasta 40 maletas procedentes del avión venezolano que, al parecer, acabaron en la embajada de Venezuela en España sin pasar por los preceptivos controles legales y policiales del aeródromo.

Lucena, muy cercano a Sánchez y a Iceta, ni ha contestado a las peticiones formales de que conserve y entregue las cintas

Ese extraño episodio, unido a todo lo demás, alimenta la teoría aireada por la diputada Ana Oramas la semana pasada en Espejo Público, según la cual en el interior de ese avión con origen en Caracas habría viajado una parte de la reserva de oro de Venezuela, sin que consten pruebas fechacientes aún al respecto. 

 En su intervención televisiva, la representante de Coalición Canaria soltó una reflexión que ahora empieza a tener sentido. "Si hay una razón de Estado que tiene que ser secreta que comparezcan en la Comisión de Secretos del Congreso y lo cuenten", apuntando que "parece ser que el oro de Venezuela se está fundiendo en Turquía y que iba con cajas y lingotes de oro".

Comenta esta noticia