El tripartito valenciano al que mira Sánchez triplica el déficit de Andalucía

Déficit autonomías

Déficit autonomías

Las cuentas andaluzas han sido intervenidas por el Gobierno central por un incumplimiento del déficit del 0,5% en 2018, mientras que la Generalitat lo hacía en un 1,4%

El Gobierno en funciones que preside Pedro Sánchez acaba de intervenir las cuentas de la Junta de Andalucía por incumplir los objetivos de estabilidad presupuestaria y deuda pública. En la práctica, eso supone que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, tutelará las finanzas de la Junta de Andalucía y, por tanto, controlar los próximos presupuestos de la comunidad.

Pero la Comunitat Valenciana, presidida por Ximo Puig, fue la más incumplidora en 2018, al registrar un déficit del 1,4% en términos del PIB, triplicando el objetivo fijado y seis décimas por encima del año anterior. El déficit de la Comunitat fue de 1.574 millones de euros el pasado año, 686 millones de euros más que en 2017, lo que supone un incremento del 77,3%.

Pese a estas cifras, parece que el modelo de tripartito que gobierna en la Comunitat (PSOE, Podemos y Compromís) es el escogido por el aspirante a Presidente de España, Pedro Sánchez, como referente para dirigir los destinos  de 47 millones de personas.

La gestión del gobierno denominado del 'Botànic' llevó este mes de enero al Ministerio de Hacienda a intervenir las cuentas autonómicas  tras incumplir la Comunitat los objetivos de estabilidad presupuestaria desde 2016.

En España tres comunidades incumplieron en 2018 el objetivo del déficit del 0,4%: Comunidad Valenciana, Murcia y Andalucía. En cuanto a la regla de gasto, son cuatro las comunidades autónomas que la incumpieron: Andalucía, Comunidad Valenciana, Murcia y Baleares

No son las únicas administraciones que incumplen esas reglas de estabilidad presupuestaria, advierte la Junta de Andalucía, "ya que tanto la Administración central como la Seguridad Social incumplen el objetivo de déficit, y además la Administración central incumple en un 10,1% la regla de gasto computable respecto a 2017".

 

Ximo Puig

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha aseverado este lunes que el líder del PP, Pablo Casado, es el "presidente nacional de un partido más antivalenciano", al tiempo que le ha acusado de "intentar confrontar a las comunidades autónomas" y querer "romper la convivencia". "Es el peor servicio que le puede hacer a España", ha reprochado.

Así se ha pronunciado, en declaraciones a los medios, el también secretario general del PSPV-PSOE, preguntado por las palabras de Pablo Casado, que ha anunciado este lunes que su formación pedirá la comparecencia en el Congreso de la ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, para que explique la 'intervención' de la Junta de Andalucía y ha subrayado que si tuviera "un mínimo de coherencia" el Ejecutivo tendría que tomar la misma medida con la Comunitat Valenciana y otras comunidades gobernadas por el PSOE.

Al respecto, Puig ha manifestado que le "parece increíble que un presidente de un partido que es nacional y que aspira a gobernar España tenga esa vocación de confrontar a las autonomías". "Creo que es el peor camino", ha señalado.

"A veces me sorprende que esos que se tapan con la bandera española diciendo que son los más españoles hacen todo lo posible para intentar romper realmente España", ha aseverado. Para el presidente del gobierno valenciano, el PP "queda en evidencia cuando lo que está haciendo es intentar confrontar las autonomías y atacar a la Comunitat".

Puig cree que Casado "no sabe cuál es el método de funcionamiento de las autonomías ni sabe cuál es el funcionamiento del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA)". "Si supiera eso, sabría que es absolutamente necesario hacer lo que ha dicho el Ministerio que tiene que hacer en Andalucía", ha afirmado.

Comenta esta noticia