19 de julio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El gobierno subirá 4 puntos el IRPF a las rentas más altas

La ministra de Hacienda ha confirmado que las rentas de más de 140.000 euros tendrán una carga fiscal del 52% en el impuesto de la renta. El PSOE ultima los detalles negociando con Podemos.

María Jesús Montero, en declaraciones este lunes a la cadena a COPE, ha afirmado que están negociando con Unidos Podemos, pero que aún están en los “ajustes” y no se ha cerrado del todo la economía. La ministra se escuda diciendo que la medida no tiene afán recaudatorio, dado que el 99,5% de los contribuyentes quedarán al margen de esta subida, pero el montante no es baladí.

Actualmente el tipo más elevado del IRPF se sitúa, en el tramo estatal, en el 48%, por lo que elevar la fiscalidad de las rentas a partir de 140.000 euros en cuatro puntos, colocaría el tipo máximo en el 52%. Ambos partidos dicen que podemos apurar los márgenes que están en ese rango teniendo en cuenta que nos separa aún una diferencia con los países de la zona euro.

Preguntada por si los ricos en España no pagan IRPF, tal y como afirmó el domingo el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, Montero ha dicho que el jefe del Ejecutivo “expresó una realidad”, ya que sólo el 0,5% de los que pagan IRPF están por encima de los 140.000 euros, ya que los grandes patrimonios usan toda una “ingeniería fiscal” a través de figuras “perfectamente legales”, pero que no declaran a través del IRPF, más centrado en las rentas del trabajo que en las del capital.

Dentro de una “fiscalidad del siglo XXI”, Montero enmarca el impuesto anunciado por el Gobierno a las grandes tecnológicas, la fiscalidad a las transacciones financieras, nuevos impuestos medioambientales, el tipo mínimo del 15% en el Impuesto sobre Sociedades y la subida del IRPF a las rentas a partir de 140.000 euros.

En cuanto al incremento de la fiscalidad del diésel, la titular de Hacienda afirma que el Gobierno está analizando todos los impuestos medioambientales y, dentro de ellos, aseguró que los expertos proponen la equiparación “progresiva” del gravamen del diésel y la gasolina, que no se hará de una sola vez, pero sí para que este tipo de carburante sea lo menos agresivo con el medio ambiente.

Finalmente, sobre las sicavs, el vehículo de inversión de los grandes patrimonios con una fiscalidad muy baja, Montero dijo que la intención del Gobierno no es acabar con esta figura, sino tener una “mirada crítica” y someterla a un “mayor control” para que no se use con el objetivo de ocultar patrimonios. “Las sicavs cumplen con una utilidad y hay que asegurarse de que se usan para ello. Hay que someterlas a mayor control, pero tiene una utilidad con una finalidad lógica, por lo que no se trata de eliminarlas del todo, sino de corregir lo que no funciona, e inspeccionar y poner controles”, ha subrayado.

Comenta esta noticia
Update CMP