06 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Hablan los cesados de Marlaska: "Se ha convertido en el recadero de Sánchez"

El ministro del Interior este miércoles en la sesión de control en el Congreso.

El ministro del Interior este miércoles en la sesión de control en el Congreso.

Entre el ministro del Interior y la Guardia Civil se ha abierto un abismo que la subida salarial no cerrará. “Se ha instalado en la cacicada constante”, se quejan desde la Benemérita.

 

Un ministro “desquiciado”, “soberbio”, “prepotente”, “instalado en la cacicada constante”, ”que toma decisiones por ataques de ira” y que “no soporta que le lleven la contraria”. Así describen a Fernando Grande-Marlaska fuentes solventes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que aseguran que el descontento con el ministro del Interior es generalizado no solo en la Guardia Civil; también en la Policía.

“Marlaska no quiere perder el cargo. Hace lo que le digan. Se pasa el día al teléfono con Moncloa. No quiere volver a un juzgado de ninguna manera”, coinciden en expresar las fuentes consultadas por ESdiario. “Quizá, por eso, actúa con ira. Para desahogarse. Se sigue creyendo juez”.

La herida con la Guardia Civil es profunda. Un mando en activo de la Benemérita señala: “Ahora, justo, se saca de la chistera la subida salarial. ¿Se cree que con dinero se arregla todo? Nuestro código es otro”, afirma.

En el Cuerpo, el malestar por el cese del respetadísimo coronel Diego Pérez de los Cobos es infinito y corta el aire. La dimisión del teniente general Laurentino Ceña como DAO es su expresión máxima, aunque estuviera a punto de jubilarse.

Su sustitución por el general Pablo Salas, jefe del Servicio de Información de la Guardia Civil, genera sentimientos encontrados. Desde “no debió aceptar” hasta “no van a poder manipularle”. Marlaska se ha saltado a varios tenientes generales y generales de división más antiguos que Salas para nombrarle DAO.

El general Pablo Salas, nuevo director adjunto operativo de la Guardia Civil.

 

El general Salas lleva años trabajando en la sombra. “No es un hombre de focos”. Quienes le han tratado le definen como “íntegro, muy profesional, reservado y valiente”. “No le va el postureo. Es un guardia civil a la antigua”.

Sánchez entrega la cabeza de Pérez de los Cobos a los independentistas

Fuentes policiales apuntan a que, en las horas posteriores a su cese, el coronel Pérez de los Cobos “ha comentado en petit comité que lo suyo estaba cantado desde el 1-O”. “Para nosotros (con este Gobierno) lo del 1-O está siendo como la maldición de Tutankamón…”, dice una de las fuentes que ha participado en las investigaciones del procés.

Sánchez ha entregado la cabeza de Pérez de los Cobos a ERC y los independentistas”, coinciden todas las fuentes. “¿A cambio de otro estado de alarma?”, se preguntan algunas. Aunque añaden: “Pero se han pegado un tiro en el pie con el 8-M”.

 

Fuentes de la plaza de Castilla ven “perfectamente posible” que la juez del Juzgado de Instrucción 51, Carmen Rodríguez-Medel, llame a declarar a Pérez de los Cobos para saber si fue instando por sus superiores a romper el secreto del sumario.

Las mismas fuentes creen que “de no haber cesado a Pérez de los Cobos, el informe sobre el 8-M hubiera pasado desapercibido y no se hubiera organizado este lío”. Al informe le falta “carga probatoria”, según algunas fuentes. Pero la juez -señalan- “va a por todas”.

Los 14 ceses de Marlaska en dos años

“Marlaska es un personaje iracundo. No es fácil trabajar con él. ¡Tantos ceses en dos años!”. Hablamos con dos de los cesados. Los dos, cada uno desde sus destinos, han dedicado su vida a la lucha contra el terrorismo de ETA, el terrorismo yihadista o el crimen organizado. “40 años enteros. 24 horas sobre 24. Era mi vida”, señala uno de ellos con cierto aire de decepción, pero sereno. "Truncan por capricho tu carrera”.

El destituido coronel Diego Pérez de los Cobos.

 

El cese de Pérez de los Cobos les ha hecho revivir su amarga experiencia. “Hubo compañeros que se enteraron de su cese oyendo la Cadena SER”. 

Uno de ellos afirma que Marlaska –“que fue un buen juez contra ETA”- se ha convertido en el “pelele de Sánchez e Iglesias que ejecuta las venganzas de sus socios políticos. Un recadero”.

Ambos lo tienen claro. "Sus socios independentistas nos odian (a Guardia Civil y Policía) ... y Podemos también”.

Uno de ellos encuentra la razón al por qué les querían fuera de sus puestos de mando: “Se han paralizado todas las investigaciones de la financiación del procés”.“¿A quién afectaban?”, se pregunta. “¿Quién se quedó con el dinero?”. 

Probablemente sabe la respuesta, pero su profesionalidad le impide ir más allá con el periodista incluso ahora, desde el retiro indeseado al que le condenó Marlaska tras 40 años de servicio a nuestra democracia.

“Duele más lo de Bildu”, dice el otro. “¡Con lo que sufrimos!”, exclama. “Y todo … por un puñado de votos”.

Comenta esta noticia