05 de junio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El PP pide conocer el cálculo más negro sobre el virus que Sánchez quiere tapar

Los populares inician una ofensiva parlamentaria para que el Gobierno empiece a dar cuenta de las medidas preventivas para contener la epidemia que incluirían un tenebroso recuento.

Es un recuento con una cifra resultante que el Gobierno de Pedro Sánchez quiere evitar hacer a toda costa, pero que la oposición va a exigirle que lleve a cabo para ver hasta dónde ha podido llegar la negligencia y la falta de previsión que se ha producido en esta emergencia sanitaria.

En concreto, el PP ha pedido al Ejecutivo en el Congreso que encargue a un comité científico independiente la realización de un informe independiente que calcule el número de vidas que hubieran podido salvarse en el caso de haber adoptado las medidas el 2 de marzo, cuando la Comisión Europea alertó del "alto peligro" del coronavirus.

En concreto, el Grupo Popular emplaza al Gobierno a encargar a un comité científico independiente la realización de un análisis cuantitativo del impacto de las intervenciones llamadas no farmacéuticas -como el confinamiento y la reducción de movimientos de la población- para contener el contagio.

Además, le reclama que en ese informe incluya un cálculo del número de vidas que hubieran podido salvarse en caso de haber adoptado tales medidas el 2 de marzo, que es la fecha en la que, según recuerda el PP, la Comisión Europea elevó el peligro del brote para los países de la Unión Europea a "alto" y el número de personas contagiadas en España adoptó la forma de curva exponencial.

 

 

En una proposición no de Ley firmada entre otros por la portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Cayetana Álvarez de Toledo, y la vicesecretaria de Política Social, Cuca Gamarra, el PP señala que "existen claras evidencias" de que medidas como el aislamiento social o la confinación de la población en sus hogares son "muy efectivos para contener el número de contagios por el virus Covid-19". "Los estudios también señalan que la rapidez y la anticipación son cruciales", añade.

El PP destaca que, por ejemplo, "el estudio publicado el 30 de marzo por el Imperial College, titulado Covid-19 Response Team, estima que las medidas de confinamiento en España han salvado la vida de 16.000 personas". Según los autores del informe, prosigue el PP, si no se hubiera decretado el estado de alarma la cifra de fallecidos en España al concluir marzo "sería de unos 24.000 desde el inicio del brote".

El PP recalca que "son conocidos los estudios científicos sobre el impacto de intervenciones no farmacéuticas frente al virus SARS-CoV-2, que demuestran su eficacia para disminuir el número de contagiados así como para contener la pandemia". A su juicio, estos estudios son capaces de indicar tanto el número de vidas que se han podido salvar gracias a las medias adoptadas, como las muertes que se hubieran evitado en caso de haber adoptado las mismas medidas con una mayor anticipación.

Por eso, considera que es "pertinente" plantear un debate basado en los datos y en la evidencia científica sobre "si las medidas que se han adoptado en España llegaron a tiempo o si fueron tardías y se implementaron cuando la infección por el virus ya estaba descontrolada".

Los avisos de la OMS el 28 de febrero y las manifestaciones del 9 de marzo

El 28 de febrero, recuerda la iniciativa, "la OMS elevó a 'muy alto' el riesgo de expansión del coronavirus y el 2 de marzo la Comisión Europea elevó el riesgo a 'alto' dentro de la UE". El 5 de marzo, continúa cronológicamente, "la OMS se lamentó de que 'el nivel de compromiso de muchos países no se corresponde con el nivel del peligro al que habrá que hacer frente', y el 7 de marzo, el presidente de esta organización se refirió a 'este sombrío momento', muy consciente de la tragedia que estaba a punto de desencadenarse en muchos países: y, de forma muy especial, en España".

 

El PP sostiene que, sin embargo, el Gobierno de Pedro Sánchez "solo se sintió concernido por el grave problema del virus desde el 9 de marzo", justo un día después de "las multitudinarias manifestaciones del 8 de marzo a las que el Ejecutivo había animado a participar, minimizando el riesgo de contagios".

Según los 'populares', el 9 de marzo el número de contagios en España "era ya muy alto" y en los primeros días de marzo, "muchas comunidades autónomas habían detectado casos de personas contagiadas por Covid-19. "El 2 de marzo era el momento para tomar las decisiones políticas a la altura de las circunstancias, pero el Gobierno, inexplicablemente, decidió esperar a un día después del 8 de marzo", recalca.

 

Comenta esta noticia