29 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El PP hunde a Sánchez por sus mentiras en su semana más catastrófica

Pedro Sánchez

Pedro Sánchez

El primer partido de la oposición no entiende por qué PSOE y Podemos insisten en aplaudirse a sí mismos tras los dramáticos resultados de la gestión de la crisis del coronavirus.

La última semana de julio ha sido la de la constatación de que el Gobierno de Pedro Sánchez no hace otra cosa que acumular fracasos en su gestión sanitaria y económica de la crisis del coronavirus. A las cifras de nuevos contagiados de coronavirus por los rebrotes, que no dejan de crecer día a día, hasta llegar a niveles preocupantes, por su parecido a los registros del mes de abril, en pleno estado de alarma, se une, ahora, las demoledoras consecuencias económicas que van a sufrir todos los españoles a consecuencias de esta gestión.

En plena ola de calor, casi toda España se quedó este viernes helada al conocer que nuestro país acaba de entrar en recesión, tras haber perdido en tan sólo tres meses la riqueza acumulada a lo largo de casi tres lustros: el hundimiento del Producto Interior Bruto (PIB) en el segundo trimestre de 2020 -en pleno estado de alarma- ha sido del 18,5%, unas cifras que España no había conocido desde 1936, el año del inicio de la Guerra Civil.

 


La cifra del hundimiento llegaba tan sólo tres días después de que la Encuesta de Población Activa (EPA) mostrará la foto fija de la miseria que ha llegado al mercado de trabajo en España: más de 1 millón de empleos menos durante los meses de abril, mayo y junio, sin contar los más de 4 millones afectados por un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE).

Este catastrófico panorama ha contribuido a hundir casi por completo la credibilidad de Pedro Sánchez y de su Gobierno. La ola de descrédito ha arrastrado incluso a la vicepresidenta tercera y ministra de Economía, Nadia Calviño, que el 9 de marzo, a sólo cinco días de la entrada en vigor del estado de alarma, vaticinó que el impacto económico del coronavirus en España sería "poco significativo".

 

La mentira del comité de expertos, al descubierto

La semana, ciertamente, se ha coronado al constatarse una de las mentiras más flagrantes de las que ha formulado el Gobierno de Sánchez durante el estado de alarma: que existía un comité de expertos que asesoraba al Ejecutivo central para decidir qué comunidades podían cambiar de fase durante la desescalada. Como sospechaban muchos, pues desde Moncloa se negaban a dar sus nombres, dicho comité era una invención más del Gobierno, como ha admitido este último en un inesperado ataque de sinceridad.

Ante esta tempestad -sanitaria, económica y política- la actitud del Gobierno es de autoalabanza, lo cual solivianta al Partido Popular, que este sábado a recordado a Sánchez que el “virus sigue activo” y que “el único que ha permanecido inactivo y cruzado de brazos” es su Gobierno.

Una gestión "opaca y negligente"

En este sentido, Antonio Pablo González Terol, vicesecretario general del PP, ha criticado que el Ejecutivo "se aplauda a sí mismo" y ha reprochado a Sánchez que aún no haya pedido perdón a los españoles por su "opaca y negligente gestión" de la pandemia ni por ocultar el número real de fallecidos que supera "los 45 mil españoles".

"España tiene hoy el dudoso y triste honor de liderar el ranking mundial en el número de contagiados, de fallecidos por millón de habitantes y el de sanitarios afectados; hay 483 rebrotes activos, 5.700 contagiados y nuestro país tiene la peor evolución de contagios en Europa", ha añadido González Terol, que ha asegurado que Sánchez "vive en una realidad paralela, quizá por la falta de sueño que le provoca haber metido a Podemos en el Gobierno".

 

La "cloaca política" de Iglesias

En relación con los morados, el vicesecretario general del PP ha denunciado que Pablo Iglesias ha convertido a su partido, el que sostiene al Gobierno, “en una “cloaca política” y ha preguntado a Sánchez si considera "higiene democrática" el caso Dina, la supuesta caja B o los sobresueldos en Podemos.

 

"Sánchez, que en el pasado exigió responsabilidades políticas a diestro y siniestro, esconde y protege sistemáticamente a su vicepresidente y no permite siquiera que comparezca en las Cortes. El que calla, otorga", ha aseverado González Terol.

Comenta esta noticia