30 de noviembre de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Lara Álvarez exprime a tope su secreto peor guardado antes de volver al trabajo

Lara Álvarez está recargando pilas a tope de intensidad.

Lara Álvarez está recargando pilas a tope de intensidad.

A la presentadora le tocó vivir un final de concurso en Superviviente 2020 de lo más movidito e intenso quizá por eso se ha tomado tan en serio todo lo que vino después de aquello.

Lara Álvarez está disfrutando al máximo de unas merecidas vacaciones. Después de tres meses en Honduras presentando Supervivientes y de tener que guardar quince días de cuarentena a su llegada a España, la presentadora está viviendo el que a buen seguro será uno de sus veranos más familiares.

La periodista puso rumbo a su Asturias natal en cuanto finalizó el estado de alarma; y desde allí, rodeada de su familia y sin separarse de su perro, Choco, Lara va regalando en su cuenta de Instagram fotos de como está viviendo estas vacaciones.

La asturiana, que hace un año por estas fechas iniciaba un apasionado romance con Andrés Velencoso, está soltera y sin compromiso, disfrutando a tope de sus padres, su hermano Bosco, su mascota y, cómo no, su paraíso "no tan secreto" particular.

Y es que Lara es una enamorada de la tierrina y en cuanto sus compromisos laborales se lo permiten, viaja a Gijón para recargar pilas (y de paso, dar un poco de envidia al personal con las imágenes que publica).

Como en esta ocasión, en la que la presentadora ha compartido una fotografía disfrutando de Colunga, uno de los más bellos paisajes de Asturias. Un precioso mirador frente al mar cantábrico, unas aguas transparentes y una Lara feliz y relajada por encontrarse en casa. Morenísima y con unos sencillos shorts y una camiseta de algodón.

Pronto, tocará volver al trabajo con nuevos proyectos. Pero mientras tanto, Lara está saboreando al máximo los paisajes de Asturias y reflejando felicidad por todos los poros de su piel.

Comenta esta noticia
Update CMP