12 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Echenique adelanta el resultado de la consulta sin haber empezado y se delata

Pablo Iglesias, junto a Pablo Echenique en un acto de Podemos.

Pablo Iglesias, junto a Pablo Echenique en un acto de Podemos.

El responsable de contar los votos que emitan el medio millón de inscritos para decidir el futuro de Iglesias y Montero ha sufrido un lapsus en pleno directo. O un ataque de sinceridad.

Pablo Iglesias ha puesto el futuro de su carrera política en manos de los militantes de Podemos. Pero son muchos los dirigentes de la formación morada los que sostienen que la consulta sobre la compra de su chalet de 650.000 euros en Galapagar está "atada y bien atada".

Entre este martes y el domingo, 500.000 inscritos -el equivalente a los afiliados en el resto de partidos- van a decidir si Iglesias e Irene Montero siguen en su cargos y abandonan la Secretaría General y la Portavocía en el Congreso de los Diputados.

¿Pero, quién verifica la limpieza de los resultados y con qué criterios se va a validar el escrutinio final de este referéndum interno? Ahí radica precisamente el problema y las denuncias de muchos cargos públicos del partido. Y es que la consulta está, simple y llanamente, en manos del número dos de Iglesias, Pablo Echenique.

Hasta hace un año, las consultas de Podemos a su militancia eran organizadas y verificadas por una empresa especializada, Agora Voting. Sin embargo, precisamente tras el congreso de Vistalegre II, la Secretaría de Organización que dirige Echenique decidió prescindir de esta firma.

Desde entonces, las votaciones telemáticas de consultas ciudadanas son gestionadas íntegramente por el partido, incluida la gestión de la herramienta de votación online. Todo después de que expertos de Agora Voting diera un breve curso de formación a personal del partido.

Finalmente, tras el revuelo interno provocado por esta falta de control externo, la Secretaría de Organización ha informado a última hora de la tarde que finalmente nVotes auditará la consulta. Agora Voting cambió el nombre hace más de un año a esta nueva denominación.

Así, trabajadores de la sede nacional de Podemos en la madrileña calle Princesa han organizado y verificado consultas internas recientes como la que se convocó para decidir si el partido en Castilla-La Mancha entraba en el Gobierno del socialista Emiliano García-Page, si se presentaba la moción de censura contra Cristina Cifuentes,  el posible acuerdo entre Podem y los Comunes de Ada Colau o, la última, la lista de Íñigo Errejón para la candidatura a la Presidencia de la Comunidad de Madrid.

Hasta la fecha, todas las consultas como la que va a decidir el futuro político de la pareja Iglesias-Montero se ha saldado a favor de la dirección. Y según las fuentes consultadas por ESdiario, en Podemos existe unanimidad en augurar el triunfo de la continuidad del líder. "En Podemos no se organizan las consultas para perderlas", afirman esas fuentes.

De momento, este mismo lunes el propio Echenique se ha implicado dando por hecho cuál será el resultado. El número dos del partido se ha mostrado sospechosamente convencido de que Iglesias y Montero "van a recibir un apoyo amplio" de las bases sobre su continuidad en los cargos porque "la militancia del partido es inteligente".

"La militancia de Podemos es inteligente y creo que la consulta va a servir para confirmar el sentido común que dice que no se puede acosar a una familia en democracia", ha remachado en declaraciones a Espejo Público, en Antena 3

Comenta esta noticia
Update CMP