23 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Los militares salen a la calle ninguneados por Sánchez y por un sueldo digno

Militares de la UME en una de las tareas de desinfección durante el estado de alarma.

Militares de la UME en una de las tareas de desinfección durante el estado de alarma.

Se han batido el cobre durante el combate contra el Covid y su valoración entre los españoles se ha disparado. Ahora reclaman al Ejecutivo de Pedro Sánchez unas retribuciones acordes.

Aplaudidos allá por donde han combatido al virus, disparados en las encuestas en la valoración y respeto de los españoles, llegando donde otros no ha podido. El Ejército se ha batido el cobre y ha dado una nueva prueba de su profesionalidad durante el estado de alarma y en la lucha contra el Covid 19. Ahora, su última misión es ejercer de rastreadores en las Comunidades Autónomas para evitar la propapación de la pandemia.

Pero los militares quieren que, al margen del reconocimiento que ya gozan de los ciudadanos, Defensa mejore sus condiciones laborales. Tres asociaciones profesionales de las Fuerzas Armadas han llamado a los militares a secundar una manifestación convocada este sábado en Madrid en defensa de unas retribuciones "dignas" que equiparen sus nóminas a las de los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Bajo el lema Menos palabras y más hechos. Retribuciones justas, ATME, ASFASPRO y UMT han convocado una marcha a las 12.00 horas desde la plaza de las Cortes frente al Congreso de los Diputados hasta la sede del Ministerio de Hacienda en la calle Alcalá.

 

Su objetivo es que esta reivindicación sea ya incluida, al menos en parte, en el próximo proyecto de Presupuestos Generales, por lo que además de reunirse con la ministra de Defensa, Margarita Robles, remitieron una carta a la titular de Hacienda, María Jesús Montero, exponiendo su situación.

Sin embargo, denuncian que siempre reciben "buenas palabras" y "elogios" de los responsables políticos pero sus condiciones laborales "no mejoran". "No somos mano de obra barata, callada", avisaron después de la experiencia del coronavirus, que sacó a los militares a la calle para trabajar "codo con codo" con otros gremios para paliar la crisis sanitaria.

 

Según reivindican, los valores de "obediencia, rápida actuación, profesionalidad indudable y disponibilidad total" deben tener un reconocimiento en derechos laborales y retributivos que las asociaciones profesionales de las Fuerzas Armadas llevan ya años reclamando.

Pero además, denuncian que su situación salarial se agrava tras la "justa y merecida" equiparación a los miembros de la Policía y Guardia Civil mientras "se deja de lado" a los militares.

Según sus cálculos, con la nueva situación un soldado de las Fuerzas Armadas cobrará 1.000 euros menos que un policía o un guardia civil recién salidos de la academia, un sargento con varios años de servicio 500 euros menos y un teniente (que obligatoriamente debe tener titulación universitaria) 200 euros menos.

M.B
Comenta esta noticia