13 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
ADJUNTA AL DIRECTOR ELY DEL VALLE

Se vende The Oppenheimer Blue: el diamante más caro del mundo

El diamante azul más grande jamás subastado.

El diamante azul más grande jamás subastado.

Esta pieza bautizada como la "gema de las gemas" tendrá un nuevo dueño en apenas unos días. Será el diamante azul más grande y puro jamás subastado hasta la fecha.

La casa de subastas Christie's será la encargada de poner a la venta esta pieza única cuyo valor puede llegar a superar los 50 millones de dólares. En un entorno de lujo inigualable, el próximo 18 de mayo tendrá lugar el evento Magnificent Jewels en Ginebra, Suiza, donde por primera vez los magnates internacionales pujarán por este diamante azul de proporciones perfectas y un llamativo color azul que lo convierten en algo único.

Rahul Kadakia, joyero de Christie's no tiene ninguna duda al respecto: "Los diamantes tienen cuatro tipos diferentes de azul, por lo que algunos pueden llegar a ser muy oscuros. El Oppenheimer posee el color más puro y vívido que he visto".

Para los expertos, esta es una de las joyas más raras que se conocen por sus 14.62 quilates pero también por su pureza. Solo el 0,1% de los diamantes son azules y de estos solo el 1% cumplen los requisitos para ser considerados "fancy blue", o lo que es lo mismo, del color azul con el mayor nivel de saturación y transparencia posible.

The Oppenheimer Blue Diamond será la joya más importante de todas las que se ofrecerán en el próximo evento de Christie's. La puja tendrá lugar en un momento de bajón para el mercado mundial de joyas, pero aun así se espera que el precio de la pieza supere todos los récords y suponga un nuevo éxito para la prestigiosa casa de subastas que ya consiguió la venta en 2008 del Wittelsbach Blue por 24, 3 millones de dólares.

El año pasado el multimillonario Joseph Lau marcó el máximo al adquirir en Sotheby's un diamante azul de 12.03 quilates por 48,4 millones de dólares. Lo que más llamó la atención de su compra fue la historia que escondía, ya que la destinataria de semejante regalo fue su hija Josephine de tan solo siete años de edad. Desde entonces la pieza se conoce como The Blue Moon of Josephine en honor a su afortunada dueña.

 

Comenta esta noticia
Update CMP