19 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El mensaje de Irene Montero que deja malherido a Iglesias con el "caso Dina"

Pablo Iglesias e Irene Montero

Pablo Iglesias e Irene Montero

Una campaña del Ministerio de Igualdad deja por los suelos al vicepresidente segundo en su turbia polémica con Dina Bousselham de por medio. Es ésta.

El Ministerio de Igualdad, dirigido por Irene Montero, ha emprendido durante años una campaña que deja muy malherido a Pablo Iglesias. Y es que, tal y como ya explicó su exasesora Dina Bousselham, el vicepresidente tuvo acceso y pudo controlar el contenido de su teléfono móvil, una práctica que según la propia campaña de Igualdad está considerado como una forma de violencia de género.

De hecho, desde hace años el departamento ahora dirigido por Montero ha puesto en marcha sucesivas campañas para prevenir la violencia de género asegurando que una de las primeras manifestaciones es el control de los teléfonos.

 "Si tu chico te controla el móvil. Cuéntalo" o "Te quiero coger el móvil para saber con quién hablas", son alguno de los lemas elegidos durante estos años por Igualdad, cuando dependía del Ministerio de Sanidad, para denunciar esta práctica.

Pero lo cierto es que eso es precisamente lo que hizo el vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, al tener en su poner la tarjeta del móvil de Dina. Obtuvo el dispositivo y después examinó el contenido del mismo, algo que tanto Iglesias como la propia exasesora reconocieron ante el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón.

 

 

"Lo que sí recuerdo es que Pablo se da cuenta de que el contenido del móvil, el contenido de la tarjeta coincide con las publicaciones", explicó Dina en sede judicial, para también intentar justificar que no se lo devolviera nada más recibirlo. "Sabiendo que había fotos mías, privadas, que él ha podido ver, igual ha dicho pues para que no se sienta mal y sepa que yo he visto fotos privadas íntimas de ella... no lo sé...", explicó Bousselham.

Por su parte, el vicepresidente ya intentó explicar las razones que le llevaron a conservar el dispositivo en lugar de entregárselo a su propietaria, alegando en una entrevista en RNE que no quería meter "más presión" a Dina. Pero lo cierto es que Iglesias tuvo acceso a los contenidos personales de la asesora y finalmente la tarjeta acabó destruida.

Las campañas de Igualdad insisten en denunciar hechos de menor gravedad que los cometidos por Iglesias con Dina

De hecho, el juez ya retiró la condición de perjudicado a Iglesias en esta investigación para centrarse precisamente en esclarecer las razones por las que el dispositivo acabó destrozado, ya que las versiones en torno a este asunto son contradictorias. De hecho ya ha exigido más informes periciales sobre el dispositivo y los resultados cada vez cercan más a Iglesias.

Un informe de la Policía Científica elaborado para Asuntos Internos en abril de 2020 revela que la copia que estaba en poder del excomisario Villarejo con datos de la tarjeta del móvil de Bousselham fue realizada en abril de 2016, varios meses más tarde de que la tarjeta estuviera en posesión ya de Pablo Iglesias, dejando de manifiesto que mintió en la Audiencia Nacional, por lo que la versión del vicepresidente hace aguas e incluso podría llevarle hasta el banquillo del Tribunal Supremo.

Comenta esta noticia