14 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El mensaje más directo de Rivera desata la alarma en el entorno de Rajoy

Albert Rivera, durante su rifirrafe contra Rajoy sobre la corrupción

Albert Rivera, durante su rifirrafe contra Rajoy sobre la corrupción

La dirección de Ciudadanos está especialmente satisfecha con el papel de su candidato en el esperado debate a cuatro. A juicio de los naranja, demostró que será decisivo para la regeneración

Por su capacidad para desmontar las propuestas económicas de Pablo Iglesias, al que afeó la descomunal subida de impuestos que Podemos "esconde" en su "catálogo de Ikea" y por su arremetida contra Mariano Rajoy a cuenta de los casos de corrupción y la falta de reformas institucionales en los últimos cuatro años, la dirección de Ciudadanos maneja ya sondeos internos en los que Albert Rivera sale muy bien parado.

Y mientras, la preocupación se ha instalado en el comité de campaña del PP que comprueba de nuevo la capacidad de Rivera para captar el voto de los populares descontentos con el liderazgo de Mariano Rajoy y que el líder de Ciudadanos vuelve a establecer una "línea roja" para las negociaciones tras el 26-J: la continuidad del presidente en funciones puede ser un obstáculo para un acuerdo entre populares y naranjas.

Los estrategas de la formación naranja consideran que Rivera acertó con su mensaje directo, en al menos tres ocasiones, a los votantes del PP descontentos con el liderazgo de Mariano Rajoy. El equipo de Rivera había preparado esa apuesta por un voto popular, el de los profesionales liberales y autónomos de entre 3o y 50 años, que consideran que el presidente del Gobierno en funciones es un "tapón" para la regeneración que España precisa.

Según explicó este martes el vicesecretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, su líder demostró que "hay una  alternativa a los viejos partidos, una opción de cambio que encabeza Rivera, de "cambio solvente, posible y a mejor”. En su opinión, y en declaraciones a la SER, Rivera consiguió “confrontar con los demás, con Iglesias, Rajoy y Sánchez”, y ha señalado que “el cuerpo a cuerpo Iglesias-Rajoy no se producía porque no había ataque entre ellos, no sé si era una estrategia”.

El vicesecretario general de Ciudadanos ha celebrado, también, que haya quedado demostrado, en su opinión, que su partido puede pactar, “que puede llegar a acuerdos para gobernar un país”, y ha insistido en que para apoyar al PP, los populares deben renunciar al candidato Rajoy. “Tiene que haber cambio, regeneración, modificaciones en instituciones, reformas que permitan modernizar el país. Si no hay cambio, Ciudadanos no estará en ningún acuerdo de gobierno”.

En esta misma línea, el secretario de Comunicación de Ciudadanos, Fernando de Páramo, ha subrayado este martes que Rivera fue "muy claro" al decir en el debate a cuatro que para ellos será "muy difícil" apoyar un gobierno con Mariano Rajoy a la cabeza.

"No vamos a poner encima de la mesa durante toda la campaña el tema de los sillones de Mariano Rajoy porque hay cosas más importantes, pero cuando llegue el momento y veamos el mapa electoral y lo que los españoles han escogido ya adelanto que va a ser muy difícil que pueda ser Mariano Rajoy", ha dicho, en declaraciones a Antena 3. 

Malestar en el PP  con Rivera

La actitud del líder de Ciudadanos durante el debate provocó este martes una dura reacción del PP. Su vicesecretario de Organización, Fernando Martínez-Maillo, considera que Rivera, "le hizo el trabajo sucio" a Pedro Sánchez, y se ha preguntado si prepararon juntos el debate.

A su juicio, Rivera parecía "muy enfadado" y arremetió "incomprensiblemente" contra Rajoy, y lo ha atribuido a que Sánchez no podía atacar a Rajoy por el "flanco" de la corrupción, dado que los socialistas Manuel Chaves y José Antonio Griñán están procesados.

Comenta esta noticia