18 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Rajoy puso a zumbar los móviles independentistas con un inesperado giro de guión

Mariano Rajoy sorprendió hasta a sus propios ministros.

Mariano Rajoy sorprendió hasta a sus propios ministros.

A estas alturas del culebrón catalán cada vez parece más claro que el presidente del Gobierno ha hecho realidad las peores pesadillas de sus enemigos políticos y Beaumont desgrana por qué.

A la vista de los acontecimientos cada vez está más claro que Mariano Rajoy ha cerrado la boca a todos los que dudaron al comienzo de las hostilidades catalanas de cómo terminaría todo esto.

Ya lo dice Antonio Martín Beaumont en su columna de La Razón: "Rajoy ha cogido las riendas de la situación en Cataluña cuando tocaba hacerlo, precipitando el esperpéntico estertor de Carles Puigdemont. A ello ha contribuido la sorpresa de la convocatoria de elecciones el 21-D. Una conmoción en el independentismo. Golpe que sorprendió no solamente a los secesionistas, sino a los propios miembros del Consejo de Ministros, a quienes Rajoy cambió el guión ese viernes. Mi ministro se enteró allí mismo, reconocía un jefe de gabinete". 

 

Así las cosas, "el gesto del presidente no sólo provocó la adhesión de los populares, sino que aspira a tener efectos positivos en la moral de todos los constitucionalistas y en sus expectativas electorales. "Esta vez nadie se quedará en casa", repiten". 

Según Beaumont, "en esta crisis catalana el PP ha vivido varias etapas: la del desconcierto y el silencio, la del nerviosismo y el reproche, y ahora toca la de las soluciones y los aplausos. Cierto: no podía haber salido mejor. Y a las imágenes surrealistas que ofrecen los independentistas me remito. No abrigo la menor duda de que sus móviles zumbaron todos a la vez con mensajes altisonantes ante el anuncio de la cita con las urnas. Más de uno también se quedó sin palabras. Me consta. Y, a partir de ese momento, el 21 de diciembre ha sobrevolado cada uno de sus erráticos pasos". 

 

Y es que, según el director de ESdiario, "la decisión de Rajoy ha sido audaz. También arriesgada. Tiene poco tiempo. Pero es evidente que, de momento, la nonata declaración de independencia ha pasado, literalmente, a un segundo plano, porque el Gobierno ha purgado a los responsables de la insumisión con su propia medicina. Hablaban de urnas una y otra vez y se les ha respondido con la ley y con urnas de verdad. De ahí que el drama catalán vaya camino de la desbandada de aquellos independentistas decididos a morir envueltos en la melancolía. Porque la sombra de su “odiado Rajoy” ha marchitado sus ánimos. Una simple fecha ha hundido su programa. Eso sí, una fecha que ha sido una flecha al corazón de quienes vivieron unas horas en la ficción de la República catalana". 

Comenta esta noticia
Update CMP