11 de agosto de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

¿Cejas bonitas? ¡Tú puedes!

Su forma puede potenciar las virtudes o los defectos de nuestro rostro. Aprende a sacarles a las tuyas todo el partido con estos sencillos consejos

Las cejas además de tener su utilidad, pueden cambiar la expresión de tu cara para bien...o para mal, por eso es importante darles la forma adecuada que, atención, no siempre es la de nuestra actriz favorita o nuestra modelo de culto. Actualmente se llevan las cejas naturales, pero eso no quiere decir que tengamos que llevarlas "asilvestradas". Domarlas a golpe de pinza tiene su arte, por eso aquí te dejamos unos cuantos tips para que las tuyas queden perfectas.

 

 


1- Lo primero es hacerte con una buenas pinzas. Las mejores son las de bordes inclinados porque cogen mejor el pelo sin que te lleves los de alrededor por descuido.
2- Es mejor quedarse corta que pasarse. Las cejas muy depiladas envejecen y dan un aspecto muy artificial.
3- Los espejos de aumento van muy bien porque te permiten ver cada pelo, pero al mismo tiempo pueden hacerte creer que hay más de los que realmente tienes. Utilízalos en combinación con un espejo normal para ir viendo el resultado a escala "real"
4- Depílate siempre después de la ducha para que el agua caliente abra los poros y ten en cuenta que somos más sensibles al dolor en los días anteriores a tener la regla. Si eliges cualquier otro momento, te dolerá menos.
5- Nunca intentes darle forma a tus cejas por arriba.  A poco que te pases, el efecto visual será el de tenerlas muy pegadas a los ojos.
6- Antes de empezar, peínate las cejas hacia arriba: verás mucho mejor lo que te sobra en la parte inferior del arco.
7- La depilación debe servir para perfilar y definir mejor la forma natural de tus cejas, nunca para  cambiarla drásticamente.
8- A medida que pasan los años, las cejas se van despoblando. Si tienes calvas o zonas en las que los pelos están más separados utiliza un lápiz del mismo color para rellenarlas. También puedes utilizar máscara de pestañas marrón ( nunca negra).

 Si es la primera vez que te vas a depilar, nuestro consejo es que te pongas en manos de un profesional. Después solo tendrás que ir quitando los pelillos que vayan saliendo. Ah, ¡y mucho cuidado con las amigas: a menos que sean unas expertas, mejor que experimenten con otra!



Manos a la obra.

 



Una vez que ya tenemos claro todo lo anterior, lo mejor es coger un lápiz que te sirva de guía.
Apoyalo recto de manera que vaya desde la aleta de la nariz hasta la ceja pasando por el extremo exterior del ojo. Ese es el punto donde debe acabar la ceja.
Después mueve el lápiz y sin dejar la aleta de la nariz, muévelo para que pase por la parte exterior del iris. Ahí es donde hay que acentuar el arco, si es que queremos hacerlo
Por último, el lagrimal es el que te va a marcar el inicio de la ceja.

Siguiendo estas sencillas pautas seguro que no te equivocas.

 

 

Comenta esta noticia