14 de octubre de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Tiembla la Casa Real, confiesa el primer amor del Rey: "nos hemos vuelto a ver"

Doña Sofía y Don Juan Carlos, en una imagen reciente.

Doña Sofía y Don Juan Carlos, en una imagen reciente.

María Gabriela de Saboya habla, por primera vez, de su juvenil relación con Don Juan Carlos. Lo reconoce en una entrevista en la que aporta un dato sobre el presente y lo que siente por él.

María Gabriela de Saboya ha concedido esta semana una entrevista que ha publicado el prestigioso medio italiano Il Corriere della Sera  y en lo que ha España se refiere, pude dejarnos suculentos titulares porque, entre otras muchas cuestiones, porque por primera vez ha hablado de algo que hasta ahora se había comentado únicamente en el terreno de los rumores y la especulación:  su "noviazgo" de juventud con el Rey Don Juan Carlos.

Esta napolitana de 78 años estuvo casada entre 1969 y 1990 con el multimillonario Robert de Balkany, ha confirmado su historia de amor con el Rey emérito Don Juan Carlos, ya sin tapujo alguno.

"¿Juan Carlos? Un fidanzatino" (un noviete), es el titular del prestigioso diario milanés, cuyo entrevistador le preguntaba directamente "cuánto hay de verdad" en lo que se ha contado sobre esa historia. Ella, que siempre ha hablado con afecto de la Familia Real española, recuerda así su relación con el padre del actual Rey Felipe VI: "Éramos muy jóvenes, como dos novietes (fidanzatini), siempre juntos, de la mano… y hemos continuado muy unidos".

Pero sin duda, las declaraciones más explosivas y que, a buen seguro, ponen en alerta a la Casa Real llegaban a continuación: "Él es especial. Nos hemos vuelto a ver también recientemente".

¿A qué se refiere exactamente con eso de "nos hemos vuelto a ver? Desde luego que la enigmática frase abona el terreno de las especulaciones.

Pero no solo de la historia de amor con Juan Carlos I ha hablado María Gabriela de Saboya, la italiana también se ha referido con bastante sinceridad a otra historia de amor con el Sha de Persia, Reza Pahlavi, quien estuvo enamorado de ella: "Me pidió la mano. Soñaba unir su dinastía con otra europea, pero… no me sentí en condiciones de abrazar un país tan diverso", otra confesión hasta ahora jamás escuchada.

Comenta esta noticia
Update CMP