04 de agosto de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Iglesias "resucita" a Chávez y alinea a España con Maduro ignorando a Guaidó

El vicepresidente del Gobierno se pone del lado del régimen bolivariano considerando oportuno que Pedro Sánchez no se reúna con él como ya ha hecho el primer ministro británico.

El vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, ha mostrado su cara más cercana al régimen chavista relegando a Juan Guaidó a mero "dirigente político muy importante de la oposición en Venezuela", a pesar de que haya sido reconocido como presidente interino por más de 50 países, entre los que se encuentra España.

Las simpatías de Podemos con la dictadura de Maduro son bien conocidas y por ello considera que "está bien" que le reciba la ministra de Exteriores, Arancha González Laya, y no el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Sin embargo, ha negado que Podemos le haya pedido a Sánchez que no se reúna con el dirigente venezolano.

"No es verdad. De Guaidó solo podemos respetar su decisión de venir o no venir. Si viene, será recibido por la ministra de Exteriores. Es el Gobierno quien ha decidido quién le recibe, y le recibe nada más y nada menos que la ministra de Exteriores", ha explicado en una entrevista en Telecinco.

Además, ha insistido en que la situación de Venezuela "no se va a solucionar con golpes de Estado ni tirando cócteles molotov a la Policía ni desde la crispación. Lo importante es que haya diálogo entre todos los actores políticos. Guaidó es un dirigente político muy importante de la oposición en Venezuela, aunque la propia oposición le haya quitado del cargo de presidente de la Asamblea Nacional".

 Y es que, considera que Guaidó ya no ostenta ese cargo tras la votación que se produjo el 5 de enero en la Asamblea Nacional, en la que el chavismo junto a un sector minoritario de la oposición que ha venido dialogando con el Gobierno de Nicolás Maduro eligió al opositor Luis Parra como presidente de la misma.

Balones fuera

Sin embargo, obvia que en dicha votación no estuvieron presentes ni Guaidó ni el bloque mayoritario de la oposición, a los que las fuerzas de seguridad impidieron el acceso al recinto. Dos días después, Guaidó consiguió entrar en la Asamblea y renovar también como "presidente encargado".

Aún así, ha querido lanzar balones fuera en un asunto tan espinoso como este y que afecta de lleno a Podemos, asegurando que "los señores de la Asamblea Nacional harán lo que tengan que hacer. Yo creo que es un actor político importante y que está bien que la ministra de Exteriores le reciba y le transmita que la voluntad de España es contribuir al diálogo entre venezolanos para solucionar por vías democráticas un conflicto", ha sentenciado.

Comenta esta noticia