13 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Euforia en Ciudadanos ante el bombazo que les trae el próximo barómetro del CIS

Albert Rivera, este jueves durante su entrevista en Buenos Aires con el presidente argentino, Mauricio Macri.

Albert Rivera, este jueves durante su entrevista en Buenos Aires con el presidente argentino, Mauricio Macri.

Los de Albert Rivera esperan como agua de mayo el sondeo que va a certificar el buen momento por el que atraviesan a costa del PP. El trabajo de campo se realizó en pleno "Caso máster".

En los cuarteles generales de los cuatro grandes partidos nacionales se ha instalado la máxima tensión. Las cúpulas del PP, Ciudadanos, PSOE y Podemos esperan con ansiedad los resultados del próximo sondeo del CIS con intención de voto, que el órgano demoscópico gubernamental -el más prestigioso por el tamaño de su encuesta- tiene previsto difundir la próxima semana, según fuentes del mismo consultadas por ESdiario.

El barómetro de abril está siendo en estos últimos días perfilado tras un "trabajo de campo" que los encuestadores del Centro han desarrollado en toda España en la primera quincena del mes pasado, como es habitual a través de cerca de 2.500 entrevistas. El último barómetro con intención de voto, el de enero, se realizó en 253 municipios de 47 provincias entre el  1 y el 12 de ese mismo mes. Vea aquí la ficha técnica de la encuesta.

Sin embargo, este CIS de abril (aunque difundido en mayo) viene con una carga de expectación aún mucho mayor, especialmente para el PP y Ciudadanos, que en los sondeos publicados en los cuatro primeros meses de 2018 se han alternado como primera fuerza política en las preferencias de los españoles.

Y aunque sin tiempo para recoger entre los encuestados el impacto por el vídeo de Cristina Cifuentes con el hurto de los botes de crema y su posterior dimisión como presidenta madrileña, fuentes de Ciudadanos consultadas por ESdiario son muy optimistas. "Son solamente encuestas pero ya son muchas las que marcan la tendencia y este CIS lo hará también", afirman.

Y recuerdan estas mismas fuentes que durante el trabajo de campo de este último sondeo oficial se produjo otro sonado varapalo para el Gobierno. El 5 de abril, la Justicia alemana denegó la extradición de Carles Puigdemont por un delito de rebelión, una decisión que además dio nuevas alas al independentismo y que puede inflar aún más las expectativas electorales de Cs en Cataluña.

En los dos partidos del centroderecha son conscientes de que en la encuesta que se conocerá en los próximos días van a tener especial influencia. Por dos noticias emergentes que amenazan los intereses de los populares en beneficio del partido de Albert Rivera. Las masivas manifestaciones de los pensionistas en toda España y el caso máster, que ha acabado con la dimisión de uno de los más importantes valores mediáticos que tenía Génova, Cristina Cifuentes.

Cabe recordar que durante el trabajo de campo de este barómetro, en la primera quincena de abril, se conoció que las actas del máster de la expresidenta madrileña fueron falsificadas, que Cs le retiró su apoyo  y exigió su dimisión bajo la amenaza de apoyar la moción de censura del PSOE, y que Génova comenzó a dejar sola a Cifuentes, cuyos problemas oscurecieron la Convención Nacional del PP en Sevilla los días 6, 7 y 8, destinada a servir de plataforma de despegue de los populares de cara a las elecciones de 2019.

Además, el barómetro ordinario de ese mismo abril concluyó que la preocupación por el futuro de las pensiones alcanza su récord histórico.

Tras la dimisión de Cifuentes y la aprobación del primer trámite de los Presupuestos, Rajoy redobla su agenda fuera de La Moncloa. Este jueves en Logroño, en una unidad de la Guardia Civil.

 

 

El CIS de enero confirmó que Cs sigue su escalada imparable relanzado por su victoria el 21-D en Cataluña con un incremento de 3 puntos, hasta el 20,7% en intención de voto. Por contra, el PP proseguía hace cuatro meses su descenso perdiendo 1,7 puntos (26,3%), mientras que el PSOE (23,1%) se dejaba más de un punto.

El último sondeo difundido este mismo miércoles, circunscrito a Madrid, es aún más demoledor para Mariano Rajoy, ya que convierte al PP en el tercer partido de la Comunidad -su principal e histórico bastión electoral- por detrás de naranjas y socialistas.

En Ciudadanos se frotan las manos ante el desgaste que el caso Cifuentes y la parálisis del Gobierno han podido provocar en este último mes. Y de paso, Rivera se encuentra de gira en Argentina y Chile en busca de 2,5 millones de potenciales nuevos votantes. Ese voto exterior ha sido tradicionalmente mayoritario para el PP. Pero ahí también quiere sacar réditos Rivera a costa de los populares.

Comenta esta noticia