Más de 30 policías acuden al hospital para evitar más fugas durante la noche

Varios coches de la Policía Nacional han entrado de urgencia, con las sirenas puestas y a toda velocidad, en las instalaciones del Hospital General de Alicante

Varios coches de la Policía Nacional han entrado de urgencia, con las sirenas puestas y a toda velocidad, en las instalaciones del Hospital General de Alicante

Rotura de las instalaciones y heces esparcidas por los servicios. Los sanitarios denuncian que la situación es insostenible y reclaman más transparencia en la información que les facilitan

Varios coches de la Policía Nacional han entrado de urgencia -con las sirenas puestas y a toda velocidad- en las instalaciones del Hospital General de Alicante. Allí se encuentran confinados más de cien inmigrantes irregulares a los que se les ha hecho las pruebas PCR por Covid. Algunos de ellos dieron positivo y han sido ingresados en planta. Al resto los han confinado en cuarentena en el hospital de campaña anexo al centro.

En los tres días que llevan en las instalaciones ya se han producido varias fugas y algunos disturbios. Trabajadores del hospital han relatado a Esdiario que algunos de ellos muestran un comportamiento muy rebelde, llegando a ser violentos en algún caso. Señalan que los ingresados por covid han roto una de las ventanas de la habitación con la intención de escapar, pero afortunadamente han sido neutralizados por los agentes.

La escena más desagradable la han protagonizado algunos de los confinados en el hospital de campaña, que han destrozado parte del mobiliario y han esparcido heces por los servicios, para reclamar que les dejen ir en libertad.

Los sanitarios quieren saber qué pasa

Algunos sanitarios que trabajan en el centro han trasladado a este diario el malestar que existe entre el personal. Explican de manera confidencial a los periodistas de Esdiario que “deberíamos poder estar informados de todo y sobretodo tener igualdad de condiciones, independientemente de que una persona sea español o no”. Denuncian que a personal de enfermería que están trabajando con personas contagiadas por covid no les han hecho las pruebas, y se quejan de que a los inmigrantes confinados sí se las hagan. “No puede ser que a nosotros no se nos hagan PCR ni serología cuando estamos arriesgando nuestra salud y al final nuestra vida y la de nuestras familias y a ellos se les esté haciendo gratuitamente de todo”, han expresado las fuentes consultadas.

 

Comenta esta noticia